lunes, 28 de enero de 2013

El alucinante mundo de Norman (ParaNorman)

   No todas las pelis de animación tiene por qué estar bien. Aunque ello suponga echar por el suelo varios años de trabajo. Esto es lo que le pasa a "El alucinante mundo de Norman". Reconozco que el trabajo en su conjunto está bien, pero falla algo. Y ese algo es la historia, que es bastante normalita.
   Ya estamos de nuevo ante la disyuntiva existente entre qué contar y cómo contarlo. Y aquí el cómo ha superado por goleada al qué. Una producción milimétrica de personajes de plastilina que recrea un universo a la perfección hasta el más mínimo detalle, pero el alma encerrada en el mundo de los vivos de la que predica la historia no han conseguido plasmarla, y al final sales del cine con la sensación de que algo ha fallado entre tanto moldeado.
    Pese al prometedor comienzo, recreando las pelis serie B de los `80, al poco tiempo te das cuenta que "El alucinante mundo de Norman" no será una de esas pelis que verás cada vez que repongan en la tele, ni el DVD superventas del año para los niños, a pesar de que existan varios momentos muy divertidos. La falta de poso la condena a ser una más, aunque repito que está muy bien hecha.
    Norman es un niño al que todos en el pueblo dan de lado porque dice hablar con fantasmas, y ni siquiera su familia le cree. Pero todo cambiará la noche en la que se celebra el aniversario de un hecho aterrador ocurrido trescientos años antes.
    Para compensar os diré que algo que si me gustó: la música: toques muy ochenteros en las escenas de acción, y una melancolía que rodea a Norman, el protagonista, que deja un toque dulce a pesar de la soledad en la que vive el muchacho.
   En definitiva, una historia que nos cuenta que todos tenemos algo especial, aunque el resto del mundo no sea capaz de verlo, y que saldrá a flote en el momento menos pensado.

Headhunters

   No tenía muy claro de que iba "Headhunters" antes de verla, porque casi nunca leo sinopsis e intento ver las menores imágenes posibles, a pesar de que en los cines se empeñen en proyectar unos trailers tan largos que te destrozan las películas. Sólo me guié por las buenas palabras en general que había recibido, y por el tiempo de estancia en las carteleras, ya que habitualmente las películas no van más allá de las tres semanas en proyección.
   Sorprende desde el inicio, cuando nos presenta al protagonista y su forma de vida, y el toque de humor con el que se adereza la presentación, que se mantendrá durante el desarrollo de la historia, incluso en los momentos de máxima tensión. Así, a pesar de la bajada a los infiernos del protagonista en todos los aspectos de su vida, se mantiene un nivel de comedia aceptable que hace que al espectador no le abandone la sonrisa en la comisura de los labios.
   La historia es compleja: un alto directivo cazatalentos no gana el suficiente dinero para contentar a su mujer y mantener su tren de vida, por lo que se dedica al robo de obras de arte. Pero un buen día entra en su vida un ex-soldado (Nikolaj Coster-Waldau, actor que interpreta a Jaime "Matarreyes" Lannister en "Juego de Tronos") con algo que le interesa, y que al final terminará afectando a su vida personal. Y de ahí al desfase total, que con un ritmo trepidante hace que la peli no desfallezca hasta un final brutal.
   Comedia, acción, suspense y sangre para una historia sobre la superficialidad, los complejos, las apariencias y en última instancia el amor, que acaba siendo lo que mueve este mundo de locos en el que vivimos, aunque muchos no quieran verlo.
   Muy muy recomendable!!!

sábado, 26 de enero de 2013

Los mercenarios 2 (The Expendables 2)

   "Los mercenarios 2" no defrauda, porque desde antes de verla ya sabes lo que vas a encontrar. Para lo malo y para lo bueno. Y es que sigue la senda abierta con su predecesora, ampliando el camino para dar entrada a nuevas figuras del cine de acción. El grupo de héroes van repartiendo estopa a diestro y siniestro como lo han hecho siempre, a botarates que disparan cincuenta balas y no atinan nunca (a ver si hacen un cursito de puntería), pero que cada bala que les disparan les da y acaban volando de manera exagerada hasta caer y romper una cajas apiladas que estaban por allí de casualidad...
   La historia no es la panacea, los efectos no son de lo mejor, los diálogos son manifiestamente mejorables y las interpretaciones son una simple caricatura de aquello que una vez fueron, pero en conjunto consiguen hacer una película entretenida, que es de lo que se trata. Cada uno de los personajes a lo suyo: Chuck Norris como brazo ejecutor de los siete jinetes del apocalipsis; Van Damme y sus saltitos y patadas; Schwarzenegger como Terminator humano; Willis con su mala leche peculiar;...Y todos recurriendo a las frases que han repetido los personajes a los que han interpretado, e incluso intercambiando sus frases entre ellos (Saronara, Yipi Kai Yei, ...)
   Eso si, la moraleja va incluida: quien la hace la paga, y se aprovechan de una misión para dar venganza a la muerte de uno de los protagonistas como si les fuera la vida en ello, y de paso ayudan a una población rural utilizada a modo de esclavos como los niños en "Indiana Jones en el templo maldito", aunque sin el sorbete de los ojos de mono de postre.
   Pero la peli tiene un truco, del que pocos nos hemos dado cuenta: a Stallone, Schwarzenegger, Van Damme, Chuck Norris, Dolph Lundgren y el resto de personajes es imposible que les de una bala: tienen tanto botox en la piel, y además la tienen tan estirada que las balas les rebotan cual cama elástica, y claro, así la cosa tiene menos gracia. Ya preparan la tercera parte, en la que entran Jackie Chan y Wesley Snipes. Para la cuarta ya han empezado a preparar el guión, aunque todavía no saben como encajar en la historia las sillas de ruedas, las sondas, los bastones y los sonotones...
   Cómo nos engaño Newton al no incluir en la famosa fórmula en la que define la gravedad que con el tiempo la caída de algunas partes del cuerpo se acelera proporcionalmente a la edad de los sujetos que las portan...
   

sábado, 19 de enero de 2013

El mundo es nuestro

    Financiada a través de crowdfunding (pequeñas aportaciones de familia, amigos, personas anónimas, etc...), "El mundo es nuestro" surgió de la idea de llevar al cine a los personajes de una webserie, "El cabesa" y "El culebra", que habían alcanzado un notorio éxito en Internet. Y sin ser una peli para nada pretenciosa, consigue alcanzar la sobriedad necesaria (dentro de lo surrealista del tema) para que el conjunto pueda definirse como resultón.
   "El cabesa" y "El culebra" llegan una buena mañana de la Semana Santa de Sevilla a un banco con la intención de atracarlo. Allí se encuentran, además del personal habitual, con los más variopintos clientes: un chapuzas que tiene que ir a fichar a la oficina del Inem, una pareja que va a firmar la hipoteca, una funcionaria, un empresario con no muy buenas intenciones, una periodista,...Pero lo que se iba a convertir en un atraco de entrar y salir acaba convirtiéndose en un secuestro, porque mientras lo llevan a cabo entra en la oficina una persona con un chaleco lleno de explosivos, con la intención de hacerlo estallar si no acude la televisión para que pueda contar sus problemas.
   Y a partir de esta situación comienza a desarrollarse la acción y la comedia a través de unos diálogos refrescantes que suponen un repaso por los problemas de la sociedad española actual: el fraude de empresarios y trabajadores, el tradicionalismo en la pareja y la asunción de roles para no molestar a la persona con la que vas a vivir, la corrupción, etc.
   En 2012 hemos visto otra película que se ha estrenado con gran éxito sin acudir a los canales de financiación cinematográfica actual: "Carmina o revienta", que junto al éxito obtenido por "El mundo es nuestro" nos hace extraer la conclusión de que para hacer cine lo importante son las ideas y tener claro cómo quieres rodarlas, y no dejarlo todo al ámbito del dinero del que dispondrás para hacerlo. Algo no es bueno exclusivamente por el dinero que cueste, sino por el empeño que se ponga en conseguir sacarlo adelante.

Desafío Total (Total Recall - 2012 -)

   El otro día, cuando comentaba "The Amazing Spiderman", hablaba de la falta de ideas en Hollywood, que llevaba a los estudios a realizar nuevas versiones de películas antiguas con la escusa de hacer ver a nuevas generaciones de espectadores historias que no hubiesen podido o querido ver al considerar las películas "antiguas". Otro de los motivos que se alegan para el rodaje de estos remakes (en el caso de las películas de ciencia-ficción) es que cuando se realizaron la pelis originales no había unos efectos especiales adecuados para llevar a cabo correctamente las historias a los ojos de los espectadores, efectos especiales que ahora cuestan bastante poco desarrollar.
   Pero en el caso de "Desafío Total", la nueva versión dirigida por Len Wiseman ("Underworld", "La jungla 4.0") yo no la calificaría como remake, sino como una revisión del cuento de Philip K. Dick "Podemos recordarlo por usted al por mayor" en el que se basa la peli del mismo título protagonizada por  Arnold Schwarzenegger.
   Y es que, aunque ambas parten de la misma premisa (y casi los mismos personajes), un trabajador hastiado, que acude a una compañía llamada Memory Call (Rekall, Inc. en la versión original, de aquí el título original) para implantarse un recuerdo de un viaje a Marte como espía, donde se enamorará de una luchadora, cada una de las películas cuentan un historia distinta: si en la versión de 1990 existía un viaje real a Marte, donde el objetivo era la liberación de la colonia de las garras de la empresa que controlaba el aire, en la versión de 2012 toda la historia se desarrolla en La Tierra, y el único viaje que se realiza es atravesando el planeta para ir de lo que queda de Europa hasta Australia, donde se encuentra "La colonia", o los bajos fondos del planeta.
   Me voy a mojar: por antigua que sea y aunque los efectos especiales sean cutres, me quedo con el "Desafío Total" de Arnie. ¿Que por qué? Porque Colin Farrell no alcanza el carisma de Schwarzenegger, porque está Sharon Stone en uno de sus papeles de mujer fatal sexy (aunque Kate Beckinsale no lo hace mal), por Michael Ironside (que no ha hecho de bueno en una peli en su vida), por la música,...Aunque si en algo sale ganando esta nueva versión es en la acompañante del protagonista, porque lo único cierto es que Jessica Biel gana por goleada a Rachel Ticotin. En definitiva, por el encanto de una peli de ciencia ficción en la que la imaginación suple a la técnica y eso se nota hasta en la taquilla: si la versión de 1990 alcanzó los 262 mill. $, la versión de 2012 no llegó a los 200...por algo será...
   Ah, se me olvidaba, también sale la mujer con tres tetas, pero no es lo mismo...

jueves, 17 de enero de 2013

La noche más oscura (Zero Dark Thirty)

  La anterior película de Kathryn Bigelow, "En tierra hostil", nos mostraba el trabajo de un grupo de artificieros del ejército de los EE.UU. en Irak, donde todo civil es sospechoso de poder atentar contra cualquier objetivo. Y aprovechando una historia de desconfianza entre soldados, Bigelow utilizó elementos técnicos (rodar la explosiones a cámara superlenta) para dar mayor empaque al conjunto, lo que le supuso ser la triunfadora en la gala de los Oscar de 2009. A mi particularmente me pareció una peli correcta, pero no entendí lo de tanto premio, entre otras cosas porque creo que alguna de las competidoras es muy superior, y no me refiero a "Malditos bastardos" (aunque Tarantino es una debilidad), sino a "Up", porque se lo merecía infinitamente más, en lo que puede suponer una de las mayores injusticias de la historia de la estatuilla: posiblemente alguna vez una película de animación conseguirá ganar el Oscar, pero "Up" mereció ser la primera.
   Pero a lo que vamos: cuatro años después Kathryn Bigelow vuelve a estar nominada, esta vez por una historia escrita de nuevo por Mark Boal, que ya fue su guionista en "En tierra hostil" ( y que también guionizó otra peli estupenda, "En el valle de Elah"), y que narra la búsqueda por parte de una agente de la CIA (Jessica Chastain) de Osama Bin Laden durante diez años.
   Se trata de la historia de una obsesión por el trabajo, que al final acaba convirtiéndose en la vida de una persona cuyo único objetivo es localizar a Bin Laden, y que a pesar de infinitas trabas, problemas, atentados y muerte consigue obtener los resultados perseguidos.
  "Zero Dark Thirty" (título de la película, que hace referencia a las 00:30 h. del 1 de mayo de 2011, momento del asalto a la casa en la que residía Bin Laden) se divide en tres partes muy bien diferenciadas:
   - La primera parte muestra los orígenes de la investigación, donde los interrogatorios y las torturas están a la orden del día, y la red de Al Qaeda se extiende por Afganistán y Pakistán a su antojo, lo que hace imposible seguir la pista de ningún sospechoso. En realidad entre tanto nombre, ciudad, movimiento, etc resulta ser un poco desconcertante, e incluso hay momentos en los que roza el tedio más absoluto. Pero una vez digerido, sirve para analizar la evolución del personaje de Jessica Chastain, que acaba apoderándose del control total de la peli, hasta una escena final magistral, en la que estás deseando que diga una palabra...(ahí lo dejo para aquellos que vayáis a verla)
   - La segunda parte muestra el mundo del politiqueo existente en torno a las agencias gubernamentales: cientos de agentes se juegan la vida cada día para obtener información, y un puñado de burócratas sentados tras un escritorio que jamás han pisado el terreno conflictivo son capaces de dar al traste con un trabajo de años sólo con escuchar una probabilidad más baja de la que esperaban.
   - Y la tercera y última parte es el ataque, la misión que supondrá la localización de la persona más buscada de la historia, que todos sabéis como acaba.
   En definitiva, una película hiperrealista, con un guión tan fiel a lo que en realidad ocurrió (supuestamente) que hasta el Congreso de los EE.UU. está investigando posibles filtraciones. Para mi, muchísimo mejor que "En tierra hostil". Y Jessica Chastain gran candidata al Oscar por su brillante interpretación.

domingo, 13 de enero de 2013

Django Desencadenado (Django Unchained)

    ¿Sabéis esa sensación que queda después de una cena con amigos, de la que sales bien cenado y además te lo has pasado en grande con la conversación, recordando antiguas anécdotas? Pues con la misma sensación me he quedado después de ver "Django desencadenado".
   Tarantino es la esencia cine: esto es así y es indiscutible. Maneja los tiempos, maneja a los actores, maneja las historias, maneja la luz, maneja la música, y lo mejor de todo es que hace lo que quiere, que además suele coincidir con lo que le gusta al público en general.
   Raro era que Tarantino todavía no hubiese rodado un spaghetti-western (aunque él se empeñe en decir que "Django desencadenado" es un southern, porque se desarrolla en los estados del sur de noerteamérica), uno de sus géneros favoritos, junto al cine de artes marciales. Y escoge la época anterior a la Guerra Civil norteamericana con el punto de mira puesto en la esclavitud y en aquellos que la fomentan y se lucran con ella.
   El Dr. King Schultz (Christoph Waltz) es un cazarrecompensas que requiere los servicios de un esclavo, llamado Django (Jamie Foxx) para encontrar a unos fugitivos y así cobrar el precio de su recompensa. Django acuerda ayudar al Dr. King, pero necesita rescatar a su esposa de un campo de algodón situado en Mississippi, cuyo excéntrico propietario, Calvin Candie (Leonardo DiCaprio) y su mayordomo Stephen (Samuel L. Jackson) dirigen la plantación con mano de hierro.
   Tarantino toca el tema de la esclavitud como un elefante en una cacharrería: desde el principio se ve el toque tarantiniano, con un sentido del humor que se mofa de los esclavistas (la escena de los sacos con los miembros del Ku Klux Klan es MEMORABLE), pero mostrando con toda la sensibilidad con la que es posible alguna de las "condiciones" en las que obligaban a vivir a los esclavos: peleas hasta la muerte, cadenas que les atan a los tobillos hasta que les arranca la piel, máscaras de hierro,... Y al mismo tiempo que homenajea a aquellos que sufrieron en sus carnes cualquier acto racista, critica de una manera mordaz a aquellos que cometían dichos actos. Pero lo hace utilizando su lenguaje, sus diálogos siempre deslumbrantes y sí, la violencia que caracteriza a todas sus películas, que todos esperamos como agua de mayo.
   Pero mucho de lo bueno de la peli, además del guión, está en las magníficas interpretaciones, ninguneadas en las nominaciones a los Oscars: si bien Christoph Waltz ha sido nominado como mejor actor de reparto (?), es verdad que se come a Jamie Foxx, que no es que lo haga mal, sino que Waltz está bendecido y se maneja como nadie en el lenguaje tarantiniano. Pero no logro entender el por qué de la no nominación de Leonardo DiCaprio y de Samuel L. Jackson. El primero, con la interpretación de un personaje de contrastes, edulcorado y terrorífico a momentos, un personaje de esos malvados que dejan huella en el cine y acaban siendo imitados; el segundo, a pesar de tratarse de una actuación (en este caso sí) secundaria, la clava desde el primer segundo que aparece en pantalla, dando una lección de interpretación.
   En definitiva, casi tres horas de southern que se pasan volando, que homenajean al denostado cine del oeste de los años 60 y 70, con el sentido del humor, la acción, la violencia y la sangre exigidas en las películas de ese genio llamado Quentin Tarantino. Por cierto, ya está preparando "Kill Bill vol. 3"...

sábado, 12 de enero de 2013

Los idus de marzo (The Ides of March)

    Los idus de marzo es una expresión que hace referencia al decimoquinto día del mes de marzo. En la antigua Roma se pensaba que eran días propicios para buenos augurios. Pero en "Los idus de marzo" la fecha hace referencia al asesinato de Julio César, y traslada la historia del emperador más famoso de Roma a la carrera electoral que sucede cada cuatro años en EE.UU.
   "Los idus de marzo" es una crítica despiadada al mundo de la política y que supone una realidad en el mundo en el que vivimos hoy. El idealismo y la frescura de las nuevas generaciones que se van incorporando a ese teatro de marionetas con el que los políticos mueven los hilos para hacernos bailar a su antojo. Pero el idealismo se pierde en cuanto se requieren resultados: el todo vale para ganar es mucho más importante que lo que puedas pensar tu, un simple mindundi que jamás llegarás a nada con tu juego limpio. Hasta que el juego sucio instaurado en el sistema hasta sus raíces te afecta y te corrompe, y hace contigo lo que hizo anteriormente con muchos otros y seguirá haciendo cuando ya no estés en el juego.
   George Clooney tiene muy buena mano para dirigir este tipo de historias, como ya ocurría en "Buenas noches, y buena suerte": se queda con un personaje importante, pero secundario en la historia, con lo que consigue llevarse los focos hacia su persona, pero al mismo tiempo te obliga a mirar a las sombras existentes a su alrededor que es donde realmente se encuentra el meollo de la trama. Y claro, si el lugar al que te obliga a mirar a pesar de su presencia está ocupado por Ryan Gosling, Paul Giamatti, Marisa Tomei y Philip Seymour Hoffman pues ya lo tiene hecho. "Los idus de marzo" supone una lección de interpretación, con un magistral manejo del guión que supone vuelcos cuando piensas que ya no te pueden sorprender más.
   Totalmente recomendable.

viernes, 11 de enero de 2013

Jack Reacher

   Tom Cruise maneja como nadie los hilos de la industria del cine. Desde la producción de las películas se encarga de escoger minuciosamente las películas que protagoniza. Y tiene mucho ojo a la hora de elegir proyectos e interpretaciones.
   “Jack Reacher” es un personaje que le va como anillo al dedo, aunque está alejado del personaje al que nos tiene acostumbrados: si en la mayoría de sus películas interpreta personajes mas bien atléticos (Ethan Hunt es ejemplo más claro, aunque también lo demuestra en “Minority Report” o en la muy divertida y entretenida “Noche y día”), en “Jack Reacher” apuesta por la contundencia en sus decisiones y actos. Una especie de Gill Grissom (CSI: Las Vegas) al que han cambiado el microscopio por un par de puños.
   El personaje de Jack Reacher nace de las novelas de Lee Child, que vio nacer a su personaje en 1997. Pero la obra elegida para dar vida cinematográfica a su creación fue "One shot", novela publicada en 2005.
Cuenta cómo un francotirador empieza a disparar a personas que pasean junto al río matando a cinco personas que casualmente pasaban por allí. Al poco tiempo la policía detiene al único sospechoso, que en su defensa sólo pronuncia un nombre: Jack Reacher. Y comienza la aproximación para conocer quien es Jack Reacher, un ex-marine que vive como un nómada por los EE.UU.
   Cruise borda el personaje, dándole el carisma necesario y la pizca de sentido del humor preciso para engancharte durante las casi dos horas de película. Y si a Cruise le añades secundarios que no son simples siluetas de fondo, sino que le ayudan a mantener y dar tensión a la historia, como son Rosamund PikeRobert Duvall, ya tienes más de media película de éxito. Y para completarla sólo quedan unos adornos a modo de secuencias de acción (peleas, persecuciones, tiroteos) que hacen que el conjunto deje un buen sabor de boca.
  Una peli muy entretenida que deja buen sabor de boca. Totalmente recomendable.

jueves, 10 de enero de 2013

The Amazing Spiderman

   Siempre me gustó Spiderman. Descubrí sus cómics a finales de los 80, y al poco tiempo, con la aparición de las nuevas televisiones privadas, empezaron a llegarnos series de animación que aquí nunca habíamos podido ver. Una de ellas era "Spiderman" y me enganché un verano a ver todos los capítulos que ponían...
   Y ya en 2002 llegaron las pelis de Sam Raimi, que aunque ligeramente descafeinadas daban el pego, con un Tobey Maguire y su aire un pelín infantil que consiguió cuajar hasta repetir en dos ocasiones más como superhéroe.
   Pero como en Hollywood las nuevas ideas no aparecen, se tienen que sacar las castañas del fuego reelaborando historias y películas pasadas, con la excusa de actualizarlas para el público que en su versión anterior jamás verían, y así se inventó hace años el término Remake
   Se quedaron cortos, porque no toda película es posible remakearla, así que se inventaron el nuevo término para sacar más pasta: el Reboot, o el relanzamiento de una saga que quedó estancada o que tuvo poco éxito en sus últimas entregas.
   Lo que no se es como llamar a esto que han hecho con "The Amazing Spiderman": ¿Remaboot?¿Rebomake? Porque no es ni una cosa ni la otra, pero tiene algo de las dos: es un reboot, porque reinicia la saga, y es un remake, porque cuenta cuál es el origen de Spiderman, sin copiar para nada la versión anterior.
   Personalmente, "The Amazing Spiderman" me gusta más que las versiones de Raimi porque las considero más ajustada al cómic original. De lo que ya no estoy tan seguro es de si me gusta más Andrew Garfield en el papel de protagonista arácnido. ¿Por que tiene tanto tic, movimiento de cabeza, gesto? Pero si de algo estoy seguro es de que la saga Spiderman ha pegado un salto más alto que una torre de esas que hacen en Dubai es en la actriz protagonista: Emma Stone le da quince mil vueltas a Kirsten Dunst en belleza, interpretación, proyectos, filmografía, etc...(¿no se ha notado mi predilección por Emma Stone en todo lo que hace no?)
   En definitiva, una peli que entretetiene, un pelín más oscura que las anteriores y que enseña menos de lo que promete, que se lo habrán dejado para la segunda entrega...

Red State

   En febrero de 1993 todos los informativos abrían sus ediciones con la misma noticia: en Waco, una población del estado de Texas, en EE.UU., al intentar realizar una redada en un rancho perteneciente a la secta de los Davidianos, donde los miembros de esta secta almacenaban un arsenal de armas, debido supuestamente a la desconfianza que sentían respecto al mundo exterior a su círculo religioso. Su creencia principal suponía que el fin del mundo estaba cercano, y que se escucharían las trompetas celestiales anunciando a los cuatro jinetes del apocalipsis. Por este motivo, una de esas agencias estadounidenses (el Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego) rodeó el rancho, pero al intentar acceder al recinto no pudieron hacerlo debido a la fortificación existente en los edificios. Tras esta redada infructuosa, el FBI se hizo cargo de la situación, asediando a los partidarios de la secta durante 51 días. Durante el asedio se utilizaron elementos y maniobras de guerra psicológica, como la utilización de grandes equipos amplificadores de sonido. Hasta que se produjo el asalto final al rancho, que supuso el incendio del edificio principal y la muerte de 54 adultos y 21 niños, además del líder de la secta.
   Y con todo esto, Kevin Smith escribe y dirige "Red State" una historia que sirve como crítica total a la sociedad en la que vivimos, desde la juventud, el abuso de Internet, la homofobia, la religión, las armas y el papel de la administración en la sociedad.
   Tres adolescentes consiguen una cita a través de una página de contactos con una mujer madura para tener relaciones con ella los tres a la vez. Pero una vez allí nada es lo que parece...
   El cine de Kevin Smith me gustó desde sus comienzos: "Clerks", "Mallrats", “Persiguiendo a Amy”, “Dogma”, “Jay y Bob el Silencioso contraatacan”,... Ha creado un tipo de cine, con un lenguaje y ritmo propios que hacían esperar con ansia su nueva película. Hasta que llegó “Jersey Girl” y la cagó. Y a partir de ese momento, la cuesta abajo, con bodrios del tipo “Clerks II” y “Vaya par de polis”, mientras mostraba el careto junto a Bruce Willis en la cuarta entrega de "La jungla de cristal"
Parece que con "Red State" ha recuperado la senda de su mejor cine, aunque todavía le falta algo: no ha terminado de decidirse hacia dónde ir, si hacer acción o terror, o seguir el tono cómico que se advierte, pero sin llegar a decidirse por ninguno de los géneros. Ahora dice que se retira. Sólo espero que sea un retiro como el que propagó a los cuatro vientos el Sr. Steven Soderberg...

miércoles, 9 de enero de 2013

Pelis en Navidad (IV): El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (The Lord of the Rings: The Return of the King)

   Andy Serkis merecía aparecer en la saga de "El Señor de los Anillos", después del sensacional trabajo que había realizado dando vida a Gollum. Y que mejor manera de aparecer que enseñándonos como Smeagol se hizo con el anillo único y como le consumió durante quinientos años. es la escena inicial de la película, y a continuación vemos como Frodo poco a poco se va consumiendo debido al peso del anillo, pero tras salir de Osgiliath con la venia da Faramir, él, Sam y Gollum han de seguir el camino a Mordor. Y yo me pregunto: ¿no había otra manera de mostrar el poder del anillo que hacer que Frodo tuviese cara de tener retortijones cada dos por tres?
   Es la más épica de las tres películas porque supone el desenlace final, el todo por el todo en la historia de los hombres. Ya os comenté que "Las dos torres" es la peli favorita de la trilogía, pero "El Retorno del Rey" no tiene nada que la haga inferior, sólo lo digo por sensaciones. Y hay escenas que me parecen esenciales por lo bien que reflejan las distintas situaciones que aparecen en la novela. Una de esas escenas es el momento en el que Pippin decide hacerse con el Palantir; está pautada con tal sencillez que no parece que sea una de las secuencias esenciales de la historia. La otra escena es la llegada de Elrond con Andúril, la espada forjada con los restos de Narsil, y que supone el nacimiento de un nuevo Rey para Gondor.
   Pero hay una escena que creo se queda corta debido a la duración de la película. Es la escena en la que Aragorn, Légolas y Gimli se adentran en la montaña en busca del ejército de los muertos (en el libro se le llama El Sendero de los Muertos). Es una de mis escenas favoritas en el libro.
   Y llega el momento de la arenga por parte del Rey Theoden a sus Rohirrim y la espectacular batalla final: las catapultas, el ariete, los Olifantes, los Nazgul. Quizá la más épica batalla llevada al cine en toda la historia (sin tener en cuenta lo de "Salvar al soldado Ryan", que está fuera de concurso)
   Mientras Frodo se adentra en la guarida de Ella-Laraña, en otra de las escenas que para mi gusto se quedan cortas, pero claro, si no se recorta de aquí y de allí las versiones extendidas acabarían durando doce horas...
   Para terminar, la última batalla del ejército de los hombres ante las puertas negras de Mordor para dar tiempo a Frodo para que culmine con la destrucción del anillo, y su lucha final con Gollum, con el ulterior rescate por parte de Gandalf y sus águilas gigantes.
   Para recortar la duración de la peli, Peter Jackson se saltó a la torera el retorno a casa de cada uno de los protagonistas existente en los libros, dejándonos un final edulcorado y con cierto aire melancólico. Puede ser este el motivo por el que no llega a alcanzar, y repito, es una opinión muy personal, a "Las dos torres"
   Ahora a sacar un rato para ir a ver "El Hobbit"...
 
 

sábado, 5 de enero de 2013

La sombra de la traición (The Double)

   Hay actores que a pesar de llegar a una edad siguen haciendo películas sólo porque creen que siguen dando el pego para interpretar al personaje que les proponen, cuando la realidad es que hace tiempo debían haberse dedicado a seleccionar de manera más inteligente y con mucho más tacto esos personajes. El caso es que nadie ha avisado a Richard Gere de que le pasa algo de esto. Su interpretación se limita a estar por allí, mostrando tan solo desidia y cansancio, circunstancia que consigue contagiar al resto de elementos de la peli: compañeros, ritmo, trama...
  "La sombra de la traición" cuenta la búsqueda de un antiguo asesino múltiple que fue dado por muerto, y ha vuelto a actuar. Para atraparle la CIA contacta con un experto en dicho asesino, agente que le persiguió en su momento (Gere) y con un prometedor agente del FBI (Topher Grace), que basó sus estudios para entrar en el FBI en el mismo asesino.
   El caso es que a la media hora la peli pierde su sentido y se hace totalmente predecible, y deja sin interés una historia que con unos cambios temporales de guión hubiera funcionado mucho mejor. Tampoco cuela cómo muestran el funcionamiento interno de las agencias de investigación e información, porque no resulta lógico que un analista recién llegado descubra una información vital para la localización del asesino disponiendo los anteriores investigadores de la misma información veinte años antes y sin necesidad de aplicaciones informáticas con las que calcular probabilidades, sino que con un simple vistazo se resuelve la trama.
   En definitiva, que si no llega a ser por la aparición de Richard Gere, esta peli hubiera sido una de esas que compra Antena 3 al peso para ponerlas los fines de semana, porque hasta el título sugiere una de esas películas que desprenden el aroma somnífero necesario para echar una cabezadita después de comer...

Mi segunda vez (The rebound)

   Lo primero que tengo que decir respecto a "Mi segunda vez" es que no soy yo el que ha elegido verla...me han casi obligado...y así ha pasado: a los diez minutos ya estaba deseando que acabase.
   Y como me aburría tanto viéndola empecé a pensar en el término "pastel" que hace referencia a la mayoría de las comedias románticas, hasta que imaginé cómo se acuño dicho término. Y claro, si juntas los ingredientes de comedia ligera, enamoramiento espontáneo tras un ligero encontronazo o enfrentamiento, amigos y familiares pululando entre la pareja, momentos cómicos, enredo que no ayuda en la relación y desenredo ideado por los mismos amigos y familiares y final feliz para todos. Todos estos ingredientes, bien removidos y cocinados a fuego lento entre hora y media y dos horas acaba dando un resultado bien sabido por todos: Serendipity, La boda de mi mejor amig@, Eternamente comprometidos, Hitch, Notting Hill, 50 primeras citas, (500) Días juntos, Mientras dormías, Definitivamente, quizás...
   Pero "Mi segunda vez" no es el caso: lo de comedia ligera lo tiene, pero se han olvidado del resto de ingredientes, y al estar cocinándose durante hora y media acaba saliendo un bizcocho soso y sin sabor, al que llamaría pestiño si éstos no estuvieran tan ricos y crujientes. Y los actores tampoco ayudan: tanto Catherine Zeta-Jones como Justin Bartha pasan sin pena ni gloria por una historia que a lo mejor no daba para más.

Pelis en Navidad (III): El Señor de los Anillos: Las dos torres (The Lord of the Rings: The two towers)

   Puede que "Las dos torres" sea mi película preferida de la trilogía de "El señor de los anillos". Por la persecución de Aragorn, Légolas y Gimli tras los Uruk Hai a través de Rohan hasta los límites del bosque de Fangorn; la aparición de Bárbol; el descubrimiento del heredero de Isildur; la resurrección de Gandalf y su lucha hasta la extenuación contra el Balrog; Edoras, increíble localización del reino de Rohan; y sobre todo, por la batalla en el abismo de Helm.
   Pero si hay algo que me hace recordar "Las dos torres" es uno de los temas de su banda sonora: Se llama "The Uruk Hai" y se escucha cuando aparecen estos encantadores bichos trotando a través de las tierras de Rohan con Merry y Pippin a sus espaldas, para entregárselos a Saruman en Isengard.
   Muchos diréis que os parece mejor y más épica "El retorno del Rey", pero en "Las dos torres" hay cantidad de detalles que asientan la historia y ayudan a entenderla: cómo Saruman controla Rohan a través de Grima; la historia de Eowyn; cómo Gandalf el gris se convierte en Gandalf el blanco, y la aparición de Sombragris; el descubrimiento de la verdadera (y sorprendente) edad de Aragorn; la presentación de Denethor, Senescal de Góndor...
   Pero lo del abismo de Helm es una auténtica pasada: la batalla entre la coalición entre hombres y elfos y orcos de Isengard es de las escenas más épicas de toda la historia del cine, con la lluvia, la noche, la esperanza del amanecer, la lucha hasta el agotamiento,...Sólo decir que de los trece meses de rodaje, cuatro fueron para rodar esta batalla en una cantera y siempre de noche.
   Y diréis que no he hablado nada de la parte de la historia que viven Frodo y Sam, y su encuentro con Gollum, pero es que me parece lo más aburrido de la película a pesar de ser lo más importante: se me hace muy cansino el camino hasta la puerta negra, y luego la continuación en busca del camino de Cirith Ungol. Pero he de decir que hay una de las escenas más impactantes: el diálogo que tiene Gollum (Smeagol) consigo mismo mientras los hobbits duermen.
 

miércoles, 2 de enero de 2013

Pelis en Navidad (II): El Señor de los Anillos: La comunidad del Anillo (The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring)

   Leí "El Señor de los Anillos" cuando tenía 20 años, en un verano tras acabar la universidad, y siempre pensé que sería prácticamente imposible hacer una adaptación al cine de una historia tan compleja, con tantos personajes de distintas razas, pero sobre todo, con tantos paisajes tan diferentes entre ellos. Y luego pensé que quizás algún día a alguien se le ocurriría hacer una versión completa de la trilogía del anillo mediante animación, como ya se hizo en 1978 Ralph Bakshi al caer en sus manos un guión de Peter S. Beagle (novelista del género fantástico, y escritor de entre otros "El último unicornio"). Pero sólo pudieron rodar la primera parte de la historia...
   Y al cabo de los años, como por arte de magia, leo en una revista de cine que está en marcha el proyecto para llevar al cine "El Señor de los Anillos" en su totalidad, rodando los tres libros a la vez y haciéndolo en Nueva Zelanda. Y claro, viendo cercana la fecha del estreno me volví a leer de nuevo los libros, y cada vez estaba más convencido de que era una locura llevarla al cine.
   Hasta que en las navidades de 2001 acudí con mi entrada en la mano al cine a verla...y salí del cine alucinado. Este Peter Jackson lo había conseguido. Pero lo más alucinante de todo es que plasmó en imágenes lo que yo había imaginado en lo relativo a escenarios: Rivendel, Moria, el bosque de Lothlorien, pero sobre todo, los Argonath: YO LOS HABÍA IMAGINADO ASÍ!!! El resultado, volver a verla en el cine, hacerme con la primera edición en DVD y en cuanto pude, con la edición extendida, de la que ya llevo varios años disfrutando.
   Si hay una escena que me gusta es el encuentro de los Nazgul con los hobbits en el camino: el silencio, el viento que mueve las hojas hacia Frodo, y la cámara que enfoca hacia el camino y se abre el ángulo para anunciar la llegada de un peligro me parece una escena brutal a pesar de su sencillez, que como curiosidad es la primera escena que se rodó de las tres películas a lo largo de más de un año de duración en el que se prolongó el rodaje.
   Pero los más puristas siguen criticando la película, quejándose principalmente de la moldeabilidad con la que Jackson ha tratado los libros originales, eliminando escenas o personajes (Tom Bombadil), la modificación temporal de los encuentros entre los protagonistas,... A mi manera de ver siempre son necesarias licencias para poder hacer una película basada en un libro, siempre que se respete el contenido y el sentido de la historia. Y Jackson lo hace, y la pregunta que me hago a mi mismo siempre que veo las películas es ¿qué pensaría J.R.R.Tolkien si hubiese podido ver las películas? Salvo por determinados momentos, el conjunto es una magnífica adaptación, que crítica y público aplaudieron de manera unánime.
   Aunque no todo va a ser bueno: según ves material adicional y averiguas cómo han hecho posible determinadas escenas, te das cuenta de la trampa. A mi particularmente hay un momento que siempre me descuadra porque creo que se nota demasiado la sobreposición de planos: es el momento en el que se forma "La Comunidad del Anillo", y aparecen los nueve protagonistas cual alineación de un equipo de fútbol...pero este pequeño detalle no emborrona para nada la película, se queda en una simple anécdota.

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...