viernes, 30 de noviembre de 2012

El caballero oscuro: La leyenda renace (The Dark Knight Rises)

   Aprovechando su estreno en BR y DVD vamos a analizar el cierre de la trilogía dedicada a Batman por  Christopher Nolan, y que ha conseguido dotar a las películas de superhéroes de un dramatismo y un acercamiento a la sociedad nunca visto anteriormente.
   Antes de empezar, y sí no la habéis visto, quizás fuese recomendable que vieseis "Batman Begins", ya que "El caballero oscuro: La leyenda renace" tiene referencias a personajes y hechos acontecidos en aquella (La liga de las sombras, Ra's Al Ghul,...)
   Gotham está anestesiada tras la muerte de Harvey Dent, supuestamente a manos de Batman. Hace ocho años ya del suceso y de la aprobación de la "Ley Dent", que ha acabado con la delincuencia a gran escala en la ciudad. Los ricos siguen siendo ricos, y cada día lo son más, pero la crisis económica ha llegado y sólo afecta a las clases más bajas y a los desprotegidos. ¿Realidad o ciencia ficción?
   Pero como en la Tierra Media, una sombra de maldad latente se está despertando y reclama su trono caído, mientras Gotham está indefensa, porque Batman ya no está. Aparece un nuevo criminal que sólo busca la destrucción de la civilización en la principal ciudad del mundo. Bane quiere arrasar con todo sin importarle la gente, sólo busca la destrucción por la destrucción. Pero ¿quién es Bane?¿de dónde ha salido?
   Nolan encontró la fórmula del éxito con "El caballero oscuro" (2008), en la que por primera vez se mostró la búsqueda del mal por el mal, sin necesidad de ningún otro motivo. Ahora, aprovechando la coyuntura económica mundial recoge las diferencias entre ricos y más necesitados y la incrusta en este capítulo final, retomando los objetivos de Ra's Al Ghul en "Batman Begins" . Pero no se supera: Bane no es el Jocker ni por asomo (aunque es un villano brutal), sobre todo por su inconsistencia final.
   Pero en conjunto, "El caballero oscuro: La leyenda renace" es una de las pelis del año: por historia, por producción y sobre todo, por reparto: TODOS están excelentes: Christian Bale se marca el renacer desde el infierno de Batman; Anne Hathaway le da por primera vez consistencia y sensualidad a Catwoman; Tom Hardy es la fuerza bruta forjada por el mal; Joseph Gordon-Levitt se pone el traje de héroe ante la ausencia de Batman; y Gary Oldman, Morgan Freeman y Michael Caine repiten personajes de una manera magistral.


sábado, 24 de noviembre de 2012

Sólo se vive dos veces (You Only Live Twice)

   A pesar de que hasta la media hora final la película me resulta demasiado lenta, confieso que es una de mis películas favoritas de las saga Bond: desde la escena inicial, con el conflicto espacial entre EE.UU. y Rusia empieza la música (Capsule in Space), mientras James Bond está siendo tiroteado y dado por muerto por la mafia de Hong Kong. Nancy Sinatra interpreta la canción de los títulos de crédito ("You only live twice") Nos muestran su funeral al bordo de un buque de la armada británica y cómo su cuerpo es arrojado al mar, e inmediatamente recuperado y llevado a un submarino, donde descubrimos que no estaba muerto (estaba de parranda) M le explica lo sucedido con las naves espaciales y le envía a Japón, ya que hay claros indicios de que es allí donde se orquesta un plan para enfrentar a las dos grandes naciones mundiales y hacer estallar la III Guerra Mundial. Bond se reúne con Tanaka, jefe del servicio secreto japonés para iniciar las investigaciones, que le llevan a una empresa de productos químicos, y de allí a una persecución por los muelles de Kobe. Descubren que algo ocurre en una de las islas volcánicas japonesas, por lo que se trasladan hacia aquella zona para intentar desbaratar los planes de SPECTRA. Y aquí llega una de mis partes favoritas de toda la saga: el volcán camuflado en el lago, que sirve como plataforma de lanzamiento de los cohetes espaciales que atacan a los americanos y a los rusos. Allí Bond se encontrará por primera vez cara a cara con el nº1 de SPECTRA, interpretado por Donald Pleasence ("Un viaje alucinante", "THX 1138", "La noche de Halloween"), y que contará cuales son sus planes a Bond, que acabará escapando.
   Última película oficial de Sean Connery como James Bond (años más tarde rodaría la no oficial "Nunca digas nunca jamás"), hastiado del personaje y de que se le diese más importancia a los efectos especiales y a los gadgets que a la interpretación.
   Pero aparte de pertenecer a la saga Bond, creo que lo que más me gusta de "Sólo se vive dos veces" es la parodia que hicieron en "Los Simpsons": el capítulo es el segundo de la octava temporada, y su título es "Sólo se muda dos veces" en el que una empresa llamada "Globex corporation" a cuya cabeza está Hank Scorpio contrata a Homer para que trabaje como motivador de los trabajadores de su programa nuclear!!! El tal Scorpio resulta ser un malvado terrorista que amenaza a la ONU si no le pagan el oro que les pide. Aparece esta escena, en la que le preguntan a Homer ¿cuál es tu país menos favorito? Y hay un cameo de Sean Connery como James Bond, al que Homer hace un placaje para que no escape. Y acaba con la destrucción de la cueva y con la canción de Scorpio.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Invasor

   Pablo es un médico militar español enviado a Iraq. Durante una misión de rescate su convoy es atacado por un grupo de insurgentes. Junto a Diego, otro médico, consiguen escapar y refugiarse en un poblado en mitad del desierto. Pero allí pasará algo que marcará sus vidas y la de sus familias.
   Rodada de manera inteligente, a través de flashbacks, "Invasor" recupera la memoria de lo sufrido en los horrores de una guerra que nadie entiende a través de las vivencias de uno de los protagonistas que ni siquiera entra en combate, sino que es enviado a la guerra en misión humanitaria, pero que se ve obligado, exclusivamente por motivos de supervivencia, a manejar un arma de fuego. Lo que hemos visto en innumerables películas americanas tras lo sucedido en la guerra de Vietnam, con esa generación de veteranos arruinada y trastornada por lo que les obligaron a vivir, pero trasladado a soldados españoles. ¿Por qué no iban a poder padecerlo? Cualquiera con un poco de conciencia lo haría. Y es esa misma conciencia la que obliga a Pablo (Alberto Ammann) a buscar la verdad por encima de su bienestar, e incluso por encima del bienestar de su familia. Pero los mismos que enviaron a los soldados a la guerra no quieren que se conozca la verdad de lo que allí ocurre, y tratan de comprar el silencio de sus soldados con condecoraciones y gratificaciones económicas.
   Un guión con algunos flecos, muy bien resuelto por grandes interpretaciones por parte de Alberto Ammann, Antonio de la Torre (al que no le he visto fallar en ninguna de las pelis suyas que he visto, aunque aquí creo que no supera a la del policía del "Grupo 7"), Inma Cuesta (que ilumina la pantalla y la escena sólo con su presencia) y Karra Elejalde al que creo le tocó bailar con la más fea, pues su personaje, complejo por la situación que tiene que manejar, tiene un toque cómico que le sobra.
   Otra película española arriesgada por la temática que toca, con buena producción y la dosis de acción exacta para resultar atractiva.

Holy Motors

   "...dicen que la belleza está en la mirada del que observa..."
   El Sr. Óscar se marcha a trabajar: se despide de sus hijos y su esposa. Pasea la mirada entre su colección de coches, pero su secretaria/chófer le espera en su limusina. Hoy tiene nueve citas a lo largo de París, que bien podrían ser nueve papeles distintos en una vida: mendigo, modelo de capture motion, personaje inclasificable, padre de familia, asesino, anciano moribundo, ... Todos son reales pero ninguno es cierto. Siempre preparado para cuando aparezcan las cámaras y el equipo de rodaje, aunque ya nunca se les ve. Pero, ¿dónde acaba su trabajo y empieza la vida real?
   Leos Carax crea una historia como la vida, en la que pone de manifiesto un todo y la nada, donde los personajes desarrollan tantos papeles que al final no se saben cuales son de verdad. ¿Tomadura de pelo o genialidad?¿Basura u obra de arte? Por qué no todo a la vez. Lo que consigue en determinados momentos es el hipnotismo por la imagen, la transgresión en la interpretación y a la hora de entender en qué consiste actuar, o simplemente, en que consiste vivir.
   ¿Y qué decir de Denis Lavant, intérprete total de esta locura bizarra? Vapuleado por la trama, adopta camaleónicamente una y otra actitud que le enfrenta al personaje de turno, en una de las interpretaciones más borderline de la historia del cine.
   No os dejéis llevar por la crítica, ni por esta ni por ninguna otra, porque acabareis confusos. Sólo os hace falta leer una breve sinopsis sobre de que va y decidir si verla o no. Es como una de arte de estas modernas, en las que se ve una mancha marrón sobre un lienzo pintado de naranja: a unos les parecerá que han visto la mejor obra de arte de la historia, mientras que otros pasarán de largo porque a "eso" no lo consideran arte.


 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Fin

   Un grupo de amigos que no se ven desde hace veinte años se reúnen en una casa rural en medio de la nada para rememorar viejos tiempos. Todo son buenas palabras y recuerdos de primeras, pero pronto comienzan los reproches. La soledad de cada uno, pese a tener pareja, queda clara tras una fuerte discusión frente a una hoguera la noche de San Lorenzo. Pero algo más ocurre: de repente, el cielo se ilumina. Al día siguiente uno de los reunidos no está, no hay luz y los coches no funcionan.
   Partiendo de la premisa establecida en la reciente serie "Revolution", en la que deja de funcionar todo artilugio eléctrico existente en la tierra, "Fin" supone otra vuelta de tuerca a los "Diez negritos" de Agatha Christie, esta vez con toques apocalípticos y fantásticos, a la vez que intenta dar una explicación lógica a la historia mediante la marcada definición de los personajes, que supondrá un camino hacia el final de la historia.
   Apuesta valiente para un tipo de cine al que no estamos acostumbrados en España, y que tiene como resultado algo para lo que el espectador patrio no tiene diseñada la retina. Se trata de una película de la que para obtener algo interesante hay que rascar profundo, sin quedarse en la superficialidad del conjunto. Y no vale con juntar un reparto con caras conocidas y actores asentados para darle empaque: lo que necesitamos es un cambio a la hora de entender el cine para poder tener una visión de conjunto. De momento, aunque tengamos buenas ideas necesitamos verlas con mucha perspectiva y casi es mejor hacerlas fuera para dotar al resultado de algo de sentido (como hizo, por ejemplo, Rodrigo Cortés con "Buried" o "Luces rojas")




martes, 20 de noviembre de 2012

Operación Trueno (Thunderball)

   Tras "Goldfinger" Sean Connery ya estaba empezando a cansarse del personaje de James Bond, principalmente por el acoso al que se veía sometido por la prensa y por la sociedad en general, emperrada en asociar su personalidad a la del agente al que interpreta. Y parece que esto algo influyó en el resultado de "Thunderball". Connery no aporta la frescura de las películas anteriores, y en alguna de las escenas se le ve desconcentrado, casi enfadado. Y si a esto le juntamos un guión mediocre, con escenas de demasiada duración debajo del agua (la lucha final entre los agentes de SPECTRA y los de la NATO - OTAN - se hace interminable) vemos el resultado: una película muy por debajo de las anteriores.
  Pero aún así, tiene escenas memorables de la saga, como la escena inicial con el propulsor con el que Bond escapa del Chateau en el que ha matado al agente de SPECTRA; la escena de la clínica de rehabilitación; y principalmente, la escena con los tiburones (aunque en uno de los cruces con un tiburón se nota muchísimo que hay un cristal entre ellos)
   Para tratar de dar mayor espectacularidad a la película se multiplicaron los gadgets a utilizar por James Bond: el reloj contador Geiger, el lanzabengalas, la cámara de fotos subacuática que también sirve como Geiger, el minirespirador, ..., además de los artilugios habituales en el Aston Martin que se pueden apreciar en la escena inicial. 
   Y me hago una pregunta: ¿de quién fue la brillante idea de acelerar las imágenes para intentar dar a la escena una mayor velocidad? Lo hicieron con escenas de coches, pero en peleas!!! Por favor...
   La historia cuenta como SPECTRA ha conseguido hacerse con dos bombas nucleares de la OTAN, y amenazan al gobierno británico con hacerlas estallar si no les pagan un rescate de 100 millones de Libras. Para evitarlo, Bond acudirá a Nassau en busca de una pista sobre las bombas...
   En definitiva, una peli que se hace demasiado larga y con demasiada tecnología, que pretendía distanciarse, a través de estos elementos, de las incesantes copias que surgieron tras las primeras películas y que pusieron de moda el cine de espías.
   La siguiente, "Sólo se vive dos veces".

lunes, 19 de noviembre de 2012

James Bond contra Goldfinger (Goldfinger)

   Goldfinger nos deja de nuevo un montón de elementos reconocibles en la saga Bond: en primer lugar, el tema principal de la película, Goldfinger, interpretado por Shirley Bassey, un icono de la cultura popular; aparece por primera vez el Aston Martin "full equip", con metralleta, radar, escudo antibalas, matrícula giratoria, chorro de aceite, cortina de humo, asiento de acompañante eyectable,...; hay una de las muertes más famosas de toda la saga: la amante de Goldfinger aparece muerta, tumbada en la cama, totalmente cubierta por pintura de oro; tenemos al mayordomo coreano de Goldfinger, con su bombín de acero capaz de decapitar una estatua; ...
   James Bond es destinado a Miami, lugar donde se encuentra Goldfinger, un millonario al que el oro le llama la atención cual urraca. El gobierno británico sospecha que está acumulando grandes reservas de oro, aunque no saben con qué fin. Por este motivo envían a Bond a investigar. Descubre que logra traspasar las fronteras camuflando el oro en las piezas de su coche (un Rolls Royce) pero ese no es su objetivo principal: quiere hacerse con las reservas de oro de los Estados Unidos, custodiadas en Ford Knox.
   Es en este episodio en el que se le empieza a dar mayor importancia a los elementos tecnológicos en forma de gadgets: por primera vez vemos el lugar de trabajo de Q, y mientras Bond y el recorren las instalaciones aparecen agentes probando lo que se supone serán futuros inventos. Esta imagen será repetida en numerosas películas de la saga. Y es la primera película de la saga en llevarse un Oscar: se alzó con la estatuilla a los mejores efectos sonoros.
  La próxima en llegar será "Operación Trueno"

sábado, 17 de noviembre de 2012

El caso Farewell (L'affaire Farewell)

   A veces pienso que este tipo de películas de espías que se muestran más realistas que las de la saga Bond, Bourne, etc. son más entretenidas, a pesar de la falta de acción, que compensan con diálogos más elaborados y con mucho más sentido, y que creo se aproximan más a la realidad de lo que creemos...pero siempre me acaba pasando lo mismo: hay un momento de tedio que se alarga más de veinte minutos en el que empiezo a resoplar y a pensar que acabe pronto la película. Me pasó viendo "El topo" y me ha pasado con "El caso Farewell"
   Basada en un hecho real, cuenta la historia de un Coronel del ejército ruso que, hastiado del comunismo, contacta a principio de los años 80 con un enlace de la embajada francesa en Moscú. Su intención es hacer caer al régimen desde dentro, facilitando documentos del servicio secreto ruso a Francia, y a través de ésta hacer que lleguen a EE.UU. Pero este traspaso de información es peligroso, porque la KGB está atenta a todos los movimientos de todo el mundo, situación que pondrá en peligro a las familias tanto del espía ruso como a la del espía francés.
   Realizada con una buena ambientación y con buenas interpretaciones de los personajes principales, acompañados por un amplio reparto internacional (meramente testimonial en algunas ocasiones - caso de Diane Kruger - ) el conjunto da sensación de sobriedad, pero no termina de cuajar. Os la recomiendo como fondo si os apetece una siestecita...


 

viernes, 16 de noviembre de 2012

En la mente del asesino (Alex Cross)

   Mi pregunta es: señores de Hollywood, ¿les importaría seguir un orden? A las mentes cuadriculadas como la mía tanto salto nos desconcierta. Si van ustedes a seguir adaptando al cine novelas de éxito, con personajes de ficción de éxito, ¿por qué no empezar por el origen? Hasta los productores de la saga Crepúsculo lo han hecho bien, ¿o se imaginan que la primera película de la saga hubiera sido "Amanecer", y al cabo de los años llamasen a un actor más joven que Robert Pattinson para rodar "Crepúsculo"? Pues no. Y aquí lo han hecho todo al revés desde el principio. La primera vez que apareció el personaje de Alex Cross fue en 1997, en la entretenida "El coleccionista de amantes", interpretado por Morgan Freeman. En 1991 repitió personaje en "La hora de la araña". Ya empezaron mal, porque el orden de las novelas está invertido, pero es que además ahora van y ponen a un tío mucho más joven a interpretar a Alex Cross, y resulta que tiene compañeros en la unidad, familia, y vive en Detroit...venga hombre, al menos sean coherentes con las novelas.
   En fin, en "En la mente del asesino" Alex Cross se enfrenta a un asesino psicópata que disfruta viendo sufrir a sus víctimas. Su próximo objetivo es un excéntrico millonario, al que Cross intentará proteger cueste lo que cueste.
   Destacar la actuación de Matthew Fox como asesino psicópata, que perdió 18 kilos para interpretar a su personaje, que irradia maldad por todos sus poros. Y me hago otra pregunta referente a otro de los miembros del casting: ¿qué hace Edward Burns para parecer cada día más joven?
   Una peli para pasar el rato y poco más, que no aporta nada nuevo al cine policíaco, y que sirve como sedación durante casi dos horas en una fría y lluviosa tarde de otoño. Cuando despiertes no recordarás nada...Un, dos, tres...CONSTANTINOPLA



 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Seis puntos sobre Emma

   "El amor es ciego", "Ojos que no ven, corazón que no siente",...son expresiones hechas que utilizamos a diario con más o menos fortuna. Pero en "Seis puntos sobre Emma" estas expresiones quedan sin sentido aunque pueda parecer lo contrario.
   Emma es una chica ciega cuya mayor ilusión es ser madre, aunque no necesita una pareja a su lado. Trabaja como operadora y coordinadora del teléfono de la esperanza. Pero un buen día decide que ella también necesita una esperanza, por lo que acude a un grupo de terapia con otros incapacitados.
   "Seis puntos sobre Emma" representa la realidad pura y dura, y cómo la gente tiene maneras de afrontar la vida pese al sufrimiento que suponga: o luchas contra ella con todas las armas de las que dispones o te pasa por encima y te deja aún más hundido. Por muchas trabas que te ponga siempre serás capaz de encontrar el amor, sin necesidad de tener unos ojos, unas piernas o un cerebro que estén al tope de su capacidad. Pero esto tiene su contrapardida: el amor también es dolor, y debes aprender a vivir con ello.
   Unos diálogos ágiles y en determinados momentos muy divertidos (el momento chistes en terapia es genial) y unas interpretaciones frescas en el panorama del cine español actual (Verónica Echegui interpretando a Emma debe estar nominada a los Goya este año) hacen a la película distinta, y por eso mismo me ha gustado y la recomiendo.
   Y ahora, los vídeos:

lunes, 12 de noviembre de 2012

Desde Rusia con amor (From Russia with love)

   Recuerdo haber visto "Desde Rusia con amor" en la TV cuando tenía trece o catorce años, y desde entonces la recordaré como la "peli de James Bond del aljibe y la pelea con los gitanos" Y es que todas las películas de la saga Bond tienen un elemento que las caracteriza y las distingue del resto. Así por ejemplo está la de Grace Jones, la del enano que se parece a Felipe González, la de los cocodrilos, la de la nave espacial...
   Pero personalmente creo que "Desde Rusia con amor" es la primera película en la que vemos a James Bond tal y como debió ser. Y me explico: como dije en la entrada dedicada a "Agente 007 contra el Dr. No", esa primera película mostraba un James Bond en bruto, sin pulir. En "Desde Rusia con amor" James Bond ya ha sufrido una transformación en modales, movimientos e historia con transcendencia. En primer lugar porque hay una escena inicial (aunque bastante corta); la peli tiene canción y títulos de crédito sugerentes, de aquellos que caracterizarán a la saga, al reflejarse los nombres en cuerpos de mujeres mientras suena la melodía instrumental del tema principal; aparece por primera vez Desmond Llewelyn en el papel de Q, que no abandonará hasta "El mundo nunca es suficiente", mostrando los primeros gadgets; aparece por primera vez el malvado líder de SPECTRA acariciando al gato y nombrando a sus secuaces mediante números; etc.
   "Desde Rusia con amor" cuenta cómo James Bond llega a Estambul para intentar hacerse con una máquina descifradora de los mensajes de la Unión Soviética, en una trampa iniciada por la organización criminal SPECTRA que quiere hacerse con la misma máquina y al mismo tiempo asesinar a Bond.
   Hay una de las melodías más reconocibles de toda la saga en las secuencias de acción. Se llama "007", y se repetirá a lo largo de la saga en alguna película más. Y en los títulos finales aparecerá "From Russia with love", el tema principal de la película interpretado por Matt Monro, un tipo con voz apastelada por el que se decantaron los productores de la película tras recibir la negativa de Frank Sinatra a cantar el tema.
   Y como no quiero aburrir, continuaremos en breve con "Goldfinger"...

domingo, 11 de noviembre de 2012

La sombra de los otros (Shelter)

   Siempre me gustó Julianne Moore, desde "La mano que mece la cuna", "El fugitivo" o "Nueve meses", adaptando su versatilidad a todo tipo de papeles. Llegó incluso a coprotagonizar "El mundo perdido", desplegando físico cual heroína de acción. Y con "Boogie nigths" tocó el cielo interpretando a una actriz porno. Una actriz solvente en todos los papeles y con una extensa carrera. Pero "La sombra de los otros" es un borrón. Y de los buenos. Pero a mi me seguirá gustando, a no ser que siga los pasos de Nicole Kidman o Meg Ryan, que tras tantas operaciones algo se han dejado en el quirófano. Y además trabajadora: en 2012 ha estrenado 5 largometrajes (entre cine y TV, donde ha interpretado a la gobernadora republicana de Alaska, Sarah Palin, en un papel que seguro le supondrá la nominación a los Globos de Oro por su mimetización en "Game change") y tiene otras 4 pelis para estrenar en 2013, entre ellas el remake de "Carrie", donde interpretará a la madre de la protagonista.
   "La sombra de los otros" cuenta la historia de una psiquiatra forense que recibe el encargo por parte de su padre, con el que comparte profesión, de investigar a un nuevo paciente que sufre de múltiple personalidad. Pero todas las personalidades que aparecen en el enfermo se basan en personas que han resultado morir en terribles circunstancias...
   Una película efervescente, porque comienza con fuerza e incluso la primera media hora parece interesante, pero con el transcurrir de la historia se va desvaneciendo hasta quedarse en nada.
   Os dejo el vídeo del Trailer en castellano, porque mucho más no merece la pena.

Agente 007 contra el Dr. No (Dr. No)

   Aprovechando el estreno de "Skyfall" vamos a revisar todas las películas de la saga Bond siguiendo el orden de su estreno. Y la primera película en la que aparece el personaje creado por Ian Fleming es "Agente 007 contra el Dr. No"
   Aparece la escena del disparo a cámara, y no hay secuencia previa. Los títulos son estridentes y suena la melodía de James Bond, compuesta por Monty Norman, aunque su versión era más lenta que la que sonaba en la película, adaptada como propia por John Barry, al que en muchas se le atribuye la autoría de una de las melodías más conocidas de la historia del cine.
   La peli cuenta la desaparición de uno de los agentes de MI6 en Jamaica, motivo por el que James Bond es enviado a la isla para investigar lo sucedido. En su investigación cuenta con la ayuda del agente de la CIA Félix Leiter (que irá apareciendo a lo largo de la saga) Descubren que el causante de la desaparición del espía es el Dr. No, propietario de una isla cercana en la que está desarrollando experimentos nucleares. Al llegar a la isla, Bond encuentra a Honey Rider (Ursula Andress) a la que obliga a acompañarle en su periplo. Y llegan a la guarida del Dr. No, que resulta ser miembro de SPECTRA, una organización criminal en la sombra, y que en esta ocasión tiene como objetivo desviar de su trayectoria cohetes enviados al espacio por el gobierno estadounidense.
   Es el primer Bond, en bruto, sin pulir, sin artificios, y se nota bastante. No es tan elegante, es más rudo, aunque muestra secretos que todo espía debe conocer, como colocar un pelo entre las puertas de un armario para saber si lo han abierto en su ausencia, o espolvorear un maletín con polvos de talco para detectar las huellas de quien lo coja...
  Pero es también el que sienta las bases de lo que será la saga Bond: su famosa manera de presentarse, imitada hasta la saciedad posteriormente; la manera de entrar en el despacho del MI6 con el rótulo de Universal Exports, lanzando el sombrero y coqueteando con Moneypenny; la presentación de M tras su escritorio, como siempre, escribiendo; la aparición de su pistola, la Walter PPK; la aparición de la llamada "chica Bond"; ...
   Y luego hay otras cosas menos glamurosas, pero que también serán seña de identidad de la saga: los malvados suelen tener algún defecto físico que les marque e identifique, y en el caso del Dr. No son sus manos artificiales; los grandes escenarios de las guaridas de los villanos; la voz del comentarista por los altavoces retransmitiendo el maléfico plan; las máquinas que controlan que todo funcione correctamente; la mala puntería de los secuaces del villano de turno, etc...

lunes, 5 de noviembre de 2012

Skyfall

   "- ¿Y cuál es su hobbie, Sr. Bond?
     - Resucitar"
   Y es que "Skyfall" supone un renacer cual ave fénix de la saga Bond, una vuelta a los orígenes de las novelas de Ian Fleming y a las películas de Sean Connery, dándole su toque de modernidad eso sí, pero que en ningún caso supone una pérdida de la esencia bondiana ausente en entregas anteriores.
   Ya desde el principio, en la escena inicial (una de las mejores de la historia, si no la mejor) vemos a la apisonadora Daniel Craig en su interpretación similar a la de "Casino Royale" o "Quantum of Solace": no hay quien le pare. Y aparecen los fantásticos títulos de crédito (en una de las entradas anteriores decía que mis títulos de crédito favoritos eran los de "Casino Royale", pero son mucho mejores los de "Skyfall") con un tema compuesto e interpretado por Adele totalmente espectacular. En "Skyfall" la amenaza se dirige contra M (Judi Dench), que sólo confía en James Bond para hacer frente a la situación de terror provocada por un ciberterrorista, interpretado por Javier Bardem (que debe ser que para hacer de malo necesita peluca) En su lucha, reciben la ayuda del nuevo Q (Ben Whishaw) mientras la burocracia política intenta deshacerse del Servicio Secreto Británico.
   Lo que tiene de bueno la película es que no hay florituras ni gadgets imposibles fabricados para una situación concreta, ni relojes con láser ni nada por el estilo, y la amenaza es real: ya no es necesario robar un misil, o todo el oro del mundo. Basta un ordenador para arruinar una empresa, organización o país. Todo esto hace que Bond se sitúe en un escenario más real que en las películas anteriores, y por tanto resulte más creíble,  aunque disiento de esa parte de la crítica que pretende Nolanizar a 007 comparándolo y asimilándolo a las últimas entregas de Batman. No es necesario visitar otras sagas o modelos, basta con echar un vistazo a los cimientos bondianos de Sean Connery y seguir sus pasos para volver al buen camino (si funcionó una vez, ¿por qué no va a hacerlo ahora?) y si puedes, aprovechar las referencias que ya conoce el público (ese Aston Martin gris por el que no pasa el tiempo, el Martini con Vodka, el Solo para sus ojos) para sujetar con más firmeza los cimientos existentes con los que continuar trabajando.
   Daniel Craig continua aportando la fuerza que le dio al personaje en las entregas anteriores, pero esta vez tiene que reinvertarse, mediante una bajada a los infiernos, para sacar toda la esencia que requiere el personaje de James Bond.
   Javier Bardem borda el personaje de villano, con una entrada en escena sobresaliente mientras cuenta la historia de dos ratoncitos...Y luego hace una aportación física determinante para poder dar credibilidad al personaje. En cuanto pueda voy a ver la versión original para percibir todos los matices de su voz.
   Ben Whishaw, a quien vimos en "El perfume", retoma el personaje que dejó Desmond Llewelyn (Q), siguendo la corriente a Bond mientras al mismo tiempo pasa de él. Es uno de los descubrimientos de la película.
   Del resto del reparto no hago mención por no extenderme demasiado: sigue Judi Dench como M, aparece Ralph Fiennes como responsable del control del MI6 y tiene un personaje secundario Albert Finney, que para descubrir a quien interpreta, deberéis ver la película.
  Y ahora como siempre, unos vídeos:
SKYFALL - Official Trailer
SKYFALL - Rueda de Prensa en Madrid

sábado, 3 de noviembre de 2012

Tengo ganas de ti

   Antes de nada decir que casi obligado he visto la peli, porque este tipo de cine español como que no me va, pero bueno, como siempre digo, hay que ver de todo...
   Ya en la primera imagen sale Mario Casas sin camiseta...anda que han esperado. En fin. Hache vuelve a Barcelona tras pasar dos años en Londres alejado de Babi, aunque no ha conseguido olvidarla. Pero al llegar conoce a Gin, una chica que le gusta desde el primer encuentro por su descaro y vitalidad. Al mismo tiempo va retomando el contacto con sus viejos amigos, pero a todo lo que hace le persigue la sombra de Babi.
   Una peli para público adolescente, como lo son los libros de Federico Boccia en los que se basa, en la que se muestra el ideal de la juventud como ya ocurría en la primera parte: fiesta, alcohol, amor, sexo,... y poco más. Tengo que hacer una crítica en un aspecto: estamos cada día más concienciados de lo que suponen los accidentes de circulación, y de hecho cada vez son menos los muertos en carretera, en parte por el uso del cinturón en coches y el casco en las motos. Aquí todo se lo pasan por el forro de los cojones, a pesar de que la peli la produce Antena 3, que curiosamente anuncia su campaña "Ponle freno" constantemente. Una de las maneras de ponerle freno es dando ejemplo, digo yo. Entiendo que en determinadas escenas puede (aunque en la versión italiana siempre lo lleven puesto) estar justificada la no utilización del casco, pero en otras no.
   En cuanto a las interpretaciones, Mario Casas repite su papel, en general, de todo lo que hace, porque en definitiva siempre es lo mismo; chico guapete con voz gutural al que le mola ir sin camiseta, que va de duro por la vida pero que tiene buen corazón, pero con ataques de ira incontenibles. Le pasa en el papel de Hache, en Grupo 7 y en alguna serie. Me ha sorprendido Clara Lago, que aquí se atreve a cantar (o al menos lo parece) y bailar (poco), pero que tras ver el doblaje de "Hotel Transilvania" me parece una chica con mucho talento. En cuanto al resto, coges un actor o actriz de las series de moda adolescentes ("El barco", "Los protegidos", "Tierra de Lobos", etc.) los agitas bien y ya tienes el reparto para la película.
   Pero es una peli necesaria, y me explico: ¿Tendría la versión original (italiana) de la película el mismo taquillazo que la versión española? No. Y con el taquillazo de "Tengo ganas de ti" es posible llevar a cabo otro tipo de producciones menores. Así que venga, a por la tercera parte. Al cine español le hacen falta pelis de este tipo, del mismo modo que le hace falta Torrente.
   Y como siempre, para terminar, unos vídeos:


 

jueves, 1 de noviembre de 2012

El monje (Le Moine)

   Un bebé es abandonado a mediados del s. XVI en la puerta de un convento en Madrid. Con el paso de los años, el niño (llamado Ambrosio, pues le encontraron ese día del santoral) se convertirá en un brillante orador, al que todo el mundo acudirá a escuchar, pese a que el convento se encuentra a las afueras de la ciudad. Será respetado y temido por su integridad y moralidad, pero poco a poco va sufriendo extraños sueños, y terribles dolores de cabeza. Al mismo tiempo llegará al convento un novicio con una rara enfermedad que le hace ir siempre con una máscara, y que en poco tiempo establece una especial relación con el padre Ambrosio.
   Basada en la obra de Matthew Gregory Lewis, la película ahonda en el cinismo religioso de la época, en la lucha entre el bien y el mal, presente en muchas ocasiones en los mismos miembros de la Iglesia, y toca aspectos como la tentación, el incesto, la mentira y la obsesión.
   Pero como película resulta muy extraña y compleja, con un ritmo excesivamente pausado y una música agobiante compuesta por Alberto Iglesias. Hay bastantes actores españoles, pero a algunos no me los creo (Javivi haciendo de padre exorcista en el convento...) Lo único que puede resultar atractivo es el sorprendente final.
   Os dejo algunos vídeos, pero vamos, si la veis bajo vuestra absoluta responsabilidad: