domingo, 30 de diciembre de 2012

Infiltrados en clase (21 Jump Street)

   Hay películas que te pones a verlas porque piensas que durante lo que duran no te van a hacer pensar, te sacarán un par de sonrisas y habrás pasado entre hora y media y dos horas entretenido. Algunas lo consiguen y otras no. Y en el caso de "Infiltrados en clase" te sorprenden, porque tienen ese puntito más de locura y surrealismo que hacen que al final, te alegres por haberla elegido.
   Cuenta la historia de dos perdedores con el mismo origen, que aunque han seguido caminos distintos, han llegado al mismo lugar: ser agentes de policía. Uno de ellos, triunfador popular en el instituto (Channing Tatum), que se graduó por los pelos por sus malas notas. El otro, el inadaptado social con una mente prodigiosa (Jonah Hill). Y los dos coincidirán en la academia de policía, ayudándose mutuamente a conseguir su plaza en el cuerpo. Pero tras ingresar y ser tan desastre y poco profesionales que son destinados a infiltrarse en un instituto como alumnos para descubrir el origen de una nueva droga.
   Y con esta sencilla premisa logran crear las lógicas situaciones cachondas de toda película de adolescentes norteamericanos, con sus taquillas en los pasillos, sus laboratorios megapreparados y sus fiestas en casa cuando los padres está ausentes. Basta con dar una vuelta de tuerca a la situación para conseguir los resultados perseguidos, que no son otros que divertir al tiempo que entretener (cual Libro Gordo de Petete)
   Pero no nos engañemos: este tipo de películas jamás llegarán a aproximarse a las primeras comedias disparatadas del tipo "Aterriza como puedas" o "Top Secret!" (para mi, la mejor de este tipo de películas que se han hecho) Siempre estarán lejos de las verdaderas comedias surrealistas de los '80, aunque claro, también van dirigidas a otro público, y ya no se les permite hacer cualquier cosa...

miércoles, 26 de diciembre de 2012

El lado bueno de las cosas (Silver Linings Playbook)


   ¿Quién, después de un día buenísimo, por recibir buenas noticias en cualquier ámbito, porque se lo ha pasado bien en algún acontecimiento o simplemente, porque se sentía bien, no ha tenido al día siguiente un bajonazo? O al revés, después de un día espantoso no ha tenido un día en el que estuvo flotando como en una nube.
   La naturaleza humana nos hace así, ligeramente bipolares. El problema está en que cuando esa ligereza se acentúa ya se convierte en un problema de salud mental que necesita ser seguido por especialistas y requiere un tratamiento. Y hacer humor con personas en este tipo de situaciones es algo muy serio si no se tiene tacto.
   En “El lado bueno de las cosas” afrontan el tema desde el doble punto de vista de un enfermo bipolar, aunque siempre desde una mirada cómica sin caer en lo grosero ni grotesco: tras una estancia de varios meses en una institución mental tras agredir al amante de su mujer, Pat (BradleyCooper) vuelve a casa de sus padres con el objetivo de reconquistar a su mujer. Pero aunque pone de su parte, el mundo que le rodea no ayuda demasiado en su recuperación: un padre supersticioso dedicado a las apuestas ilegales (Robert De Niro); su mejor amigo dominado por su mujer; y sobre todo, una chica con mala fama en el pueblo en el que vive (Jennifer Lawrence) crearán aún más desconcierto en su vida. Y nos muestran los momentos buenos y los malos, de subidón y depresión bajo el prisma cómico, lo cual crea situaciones surrealistas que llevan a la carcajada pese a su origen.
   Ante la crisis de ideas de Hollywood, que sólo da para remakes y reboots, “El lado bueno de las cosas” supone la adaptación al cine de la novela de Matthew Quick (The Silver Linings Playbook) y nos ofrece una comedia distinta a las consabidas comedias románticas de enredo, con toques amargos como un jarabe para reponerte de alguna enfermedad: por mal que sepa sabes que es necesario. Y ojo, no sólo gustará a ellas, ellos disfrutarán igualmente del delirio bipolar de un tipo inseguro que cree que con leer los libros favoritos de su mujer bastará para reconquistarla, sin percibir más allá de lo que ocurre fuera del mundo en que se ha convertido su único objetivo.
   Y además, tras varios años de ausencia, podemos decir que el mejor Robert De Niro desde “Una terapia peligrosa” ha vuelto, tras su travesía por la tierra de nadie que le hacía aparecer en películas y que pasase desapercibido (a excepción de “Luces rojas”, donde parece encontró la salida), aunque la estrella de la película es sin duda alguna Jennifer Lawrence, que deja atrás (momentáneamente) su paso por la flojita “Los juegos del hambre” para descubrirnos que es una actriz de futuro y capaz de sentirse cómoda en distintos registros.

martes, 25 de diciembre de 2012

Brave

   Hace bastante tiempo que las películas animadas de Disney dejaron de ser exclusivamente para niños. Aunque continúan intentando transmitir mensajes para los peques de la casa, los guionistas, sabedores de que a los padres no les quedará más remedio que ver la peli con los niños, les lanzan moralejas envenenadas a modo de dardos directos a sus conciencias.
   Esto es lo que viene a ser "Brave": una moraleja padres-hijos, para que cada uno de ellos comprenda de manera conjunta que siempre hay que escuchar a la otra parte, y que el diálogo es la mejor arma para evitar conflictos absurdos provenientes del "aquí se hace lo que yo digo y punto" o del "yo hago lo que me da la gana sin tener en cuenta lo que me digan"
   Y para ejemplificar este cuento a modo de moraleja Disney utiliza un escenario idílico: bosques, castillos medievales y acantilados, música de gaitas y fábulas irlandesas, y una princesa pelirroja que bien podría ser pariente del William Wallace gibsoniano, aunque este luchara por la libertad escocesa y nuestra princesa Mérida pelee por su libertad personal.
   Aunque sigue manejando estereotipos (habituales para la época en la que se desarrolla la historia) pues el rey es fuerte, valiente, guerrero y la reina es la que intenta enseñar modales y educar a sus hijos, "Brave" intenta hacer igualitarios los derechos entre hombres y mujeres sin menoscabar a ninguno de los sexos. Los hombres pueden seguir siéndolo, y las mujeres deben ser escuchadas, a pesar de las reticencias de alguna de ellas para poder alcanzar la igualdad.
   Una peli bastante entretenida, que no llega al nivel de "Up" o "Toy Story", pero que recomiendo ver a todos los peques de la casa.
   Ahhh, se me olvidaba: como toda peli Disney que se precie, con su canción principal, en español interpretada por Russian Red.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Ira de Titanes (Wrath of the Titans)


   No recuerdo quién me dijo que Ira de Titanes” era bastante mejor que “Furia de Titanes”. Y voy yo y le hago caso. No me extraña que los dioses quieran acabar con el mundo: después de ver cómo les dibujan en “Ira de Titanes” demasiado tiempo han tardado en arrasarnos.
   Resulta que los dioses del Olimpo están tristes y sin fuerzas porque la gente ya nos les dedica sus oraciones, y el mal intenta aprovechar la circunstancia para acabar con el mundo...
   “Furia de Titanes” era muy mala, con unos efectos especiales deficientes, y con un Sam Worthington con cara de escultura clásica griega, incapaz de gesticular y de mostrar sentimientos…y van y le dan una secuela…Pero, ¿qué necesidad de repetir tenían Ralph Fiennes y Liam Neeson? Imagino que sería por una cuestión puramente económica, que no vengan ahora y nos digan que lo hicieron por cuestiones artísticas…Y si encima les pagan un viaje y una estancia mientras se rueda la película en Lanzarote, pues hasta yo digo que sí.
   Entiendo que los guionistas jueguen con la mitología para adaptarla a una historia que pueda tener un sentido (En “Inmortals” lo hicieron también, y el resultado es mil veces mejor), pero ¿esto?
   En definitiva, un bodrio infumable con peste a truño con un gran reparto de actores que hicieron la peli estando de vacaciones, y al final todo se percibe, claro.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Pelis en Navidad (I): Los Cazafantasmas (Ghostbusters)

   Como lo prometido es deuda, empezamos a analizar las pelis que veo en todas las navidades. Y empiezo con la peli que más veces he visto en mi vida, y que de tantas veces ha hecho que muchos de los diálogos ya los tenga grabados en mi cabeza.
   Recuerdo haber visto “Los cazafantasmas” con doce o trece años, en VHS en casa de un vecino. Tras la siempre aventura de ir al videoclub a buscar una peli con dos chavales, la madre de mi vecino nos dejó coger  “Los cazafantasmas” para pasar la tarde. Yo era un año mayor que mi vecino, y el pobre se pasó media peli acojonadillo.
   Y es que el comienzo, con las letras de Columbia Pictures y los sonidos extraños que se encajan en la música ya tienen algo que hace aparecer la sonrisa en los labios, al tiempo que la bibliotecaria empieza a correr asustada por lo que acaba de ver, y de repente ¡zasca!, empieza a sonar esa musiquilla que lleva casi treinta años metida en nuestras cabezas. "Ghostbusters" fue compuesto por Ray Parker Jr. y le supuso el BAFTA en 1985 a la mejor canción original.
   La presentación de los personajes comienza con Bill Murray como el doctor de psicología y parapsicología Peter Venkman, y vemos que dedica su tiempo de trabajo a intentar ligarse a una jovencita mientras da pequeñas descargas a otro alumno. Un golfo en toda regla que hará cualquier cosa con tal de ligar. Y de repente conocemos a Ray Stantz (dan Aykroyd) como el crédulo compañero y amigo del Dr. Venkman, exultante tras conocer los sucesos en la biblioteca, donde ya les espera el tercer miembro originario del grupo, Egon Spengler (Harold Ramis). Y empieza el festival: el interrogatorio surrealista para cualquiera a la bibliotecaria; el amontonamiento simétrico de libros; los residuos ectoplásmicos; y el "a por ella!!!"
   Y de repente, crean la primera empresa de investigación y eliminación profesional de entes paranormales, encuentran el edificio que les servirá como centro de operaciones y almacén de fantasmas, conocemos a la secretaria Janine (Annie Potts -en la versión doblada con la voz de pito tan desagradable-) Y entra en escena Sigorney Weaver, y la escena de los huevos que saltan a la encimera y se fríen solos. Y también conocemos a su repelente vecino Louis Tully (Rick Moranis).
   Asistimos después a la primera intervención de “Los cazafantasmas” en busca de un fantasma en un hotel, con sus trajes y sus generadores nucleares ilegales a la espalda. Y tras esta aventura, ya son famosos: televisión, prensa,...todo el mundo se preguntan si en realidad no es todo un engaño...
   No quiero destrozar más peli a aquellos que no la hayan visto todavía, que ya están tardando en hacerlo. Pero resumiendo, “Los cazafantasmas” es una película divertidísima (no así “Los cazafantasmas 2”) que fue y sigue siendo un éxito por el guión (escrito por Dan Aykroyd y Harold Ramis), el casting y el buen rollo que desprenden todos, los efectos especiales, los sonidos y la música; una peli perfecta para disfrutar en cualquier momento.
   
 

lunes, 17 de diciembre de 2012

Gracias!!!

   ¡¡¡Gracias!!! 


   Sólo os puedo dar las gracias, porque en apenas un par de meses este blog ha alcanzado las 1.000 visitas.
 
   Ahora sólo os pido que hagáis comentarios, a los que prometo responder, y sugerencias de películas que os gustaría ver comentadas.

   Hasta dentro de otras mil visitas!!!

viernes, 14 de diciembre de 2012

A Roma con amor (To Rome with love)


   En algunas ocasiones creo que Woody Allen hace magia en vez de cine. De hecho en algunas de sus películas nos la enseña (“La maldición del escorpión de jade”, “Scoop”) como prestidigitador que te muestra las cartas y delante de ti las transforma sin que en ningún momento veas el truco.
   “A Roma con amor” consigue engancharte con una simple melodía y un personaje introductorio, sirviéndose de algunas imágenes de Roma para hipnotizarte. Pero en vez de cartas utiliza la luz y el color que desprende la ciudad eterna para embaucarnos en cuatro historias (sin conexión entre ellas) y hacer reflexiones sobre el amor, el deseo, la familia y la fama.
   Pero en “A Roma con amor” le he pillado el truco, y si la veis lo veréis. En todas sus películas hay momentos brillantes por los diálogos que escribe para sus personajes. Y aquí los momentos más brillantes se los ha guardado para él, aprovechándose de su personaje, al que le ha prestado sus temores y sus miedos sobre el abandono, la jubilación y la muerte a cambio de expresar en la pantalla de manera irónica sus pensamientos sobre estos aspectos.
   Un encuentro casual entre un joven romano y una turista americana en busca de La Fontana de Trevi marca el punto de partida de las historias. Este encuentro acaba en enamoramiento y posterior encuentro entre familias, en la que Allen interpreta al padre de ella y descubre por casualidad las dotes para la ópera de su consuegro; la segunda de las historias tiene como protagonista a Alec Baldwin, famoso arquitecto que vuelve a Roma a pasar unas vacaciones, y decide visitar el Trastevere, lugar donde residió treinta años atrás. Allí se encuentra con Jesse Eisenberg que recibe la visita de una amiga de su novia; también conocemos a Leopoldo (Roberto Benigni), un oficinista que vive en su rutina hasta que de buenas a primeras obtiene la fama; por último, una pareja de recién casados de luna de miel: ella se pierde por Roma, y acaba en un rodaje donde participa su actor favorito, y él conoce a Anna (PenélopeCruz, en una papel corto pero megasexual), una prostituta con la que se encuentra por casualidad.
   Un conjunto de historias que van desde el surrealismo al costumbrismo, pasando por la comedia de enredo, ingredientes que tras degustar la película hacen que acabes con una sonrisa en los labios y con ganas de visitar Roma y de más ideas de este tipo del mago Allen. No es una de sus mejores películas, pero si os gusta Woody Allen no os decepcionará.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Blancanieves


   Nunca me gustó el mundo de los toros. Jamás he visto una corrida de toros, ni en televisión ni mucho menos en una plaza, aunque respeto a los aficionados a este tipo de espectáculos. Quizás por esto no me ha acabado de convencer  la “Blancanieves” de Pablo Berger, que ha tomado el cuento clásico de los hermanos Grimm y lo ha adaptado para hacerlo película en la España de la década de 1920-1930, ubicando la historia en el mundo taurino cañí, momento en el que pocos espectáculos más podían verse en España, por lo que los toreros eran los personajes más idolatrados junto a las folclóricas, dioses en el Olimpo de la España pueblerina y rural del momento.
   La obra resulta novedosa por lo arriesgado del conjunto, por estar rodada en blanco y negro y por tratarse de una película muda, y lo es (novedosa), aunque de buenas a primeras se vio superada (en cuanto a fecha de estreno) por “The Artist”, que acabó triunfando en los Oscar de 2012, lo que le restó frescura y capacidad de sorprender. 
Pero la mezcla de géneros a mi (y es una opinión muy personal) no me ha gustado. Y según mi parecer hay cosas que es mejor no juntarlas porque el resultado, cuando menos, puede resultar esperpéntico (mejillones con nocilla, por poner un ejemplo) Lo que sí tengo que reconocer es que la adaptación de la historia encaja perfectamente, y la cuidada elaboración de argumento y guión puede hacernos ver un calco entre el cuento clásico (más allá de la versión Disney) y la historia que nos pretenden contar. Lo que no me cuadra son los giros melodramáticos que le han dado al cuento: tan pronto pasa de momentos de intenso dramatismo a otros de comedia surrealista sin sentido y que no encajan para nada ni con la historia ni con el momento (ese momento del pintor retratando a la madrastra con su perro al lado no tiene perdón…)
   Toda la crítica destaca el papel de Maribel Verdú, que sí, no digo que esté mal. Pero no me cuadra ese giro cómico de su personaje, que hace que la maldad de la madrastra quede diluida y desdibujada, y hace que más que miedo acabe dando pena de sí misma. Me quedo con las interpretaciones de Inma Cuesta, que aunque con un pequeño papel ilumina la pantalla cada momento en el que aparece, y para mí, es la actriz española del momento (aunque no soy del todo objetivo, siento especial debilidad por ella, y porque tiene un imán para acertar con los proyectos en los que elige participar); y también me quedo con Macarena García, que sólo con su mirada consigue trasmitir el triste mundo de Blancanieves dándole optimismo e ilusión, cuya interpretación le valió hacerse con el premio a la mejor interpretación femenina en el Festival de cine de San Sebastián.
   Por último me gustaría destacar la banda sonora, con mucho toque flamenco y de copla, acorde con la época y situación que cuenta la película.
   

martes, 11 de diciembre de 2012

El irlandés (The guard)


   Brendan Gleeson es muy grande. Y no lo digo por físico, que también. Es un actor como la copa de un pino. Lo mismo te interpreta un papel secundario al que le saca al personaje todo el jugo posible (“Green Zone”, “El invitado”, “El enigma del cuervo”, las últimas de Harry Potter…) como se saca a de la manga a un protagonista y lo borda (“Escondidos en Brujas”, que a mí me pareció un rollazo de peli, por cierto)
   “El irlandés” es una comedia ácida y negra, con toques de acción, donde Brendan Gleeson es protagonista absoluto de la historia: bebedor, drogadicto, asiduo a la compañía de prostitutas, insolente con los superiores y subordinados, sin escrúpulos de ningún tipo,… ¿os suena? Una versión de Torrente al que le han quitado lo escatológico y la roña y le han añadido sentido común y un sexto sentido para interpretar lo que ocurre en cada momento, no sin que por ello lo tenga que pasar mal, al contrario: toda situación es para él objeto de comedia tenga a quien tenga delante: su superior (con muy pocas luces), sus subordinados (a los que vacila todo lo que quiere) e incluso a un agente de color del FBI (Don Cheadle) que ha llegado a un pueblecito de la costa irlandesa en busca de un alijo de cocaína que un grupo de traficantes pretenden distribuir por Dublín y alrededores. Pero no son narcotraficantes al uso: hablan de filosofía, de Bertrand Russell, aunque no sepan qué significa...
   A pesar de mostrarse desagradable, borde, inoportuno y de tener otro tipo de cualidades para nada atractivas, el Sargento Boyle (Gleeson) nos gusta, porque en el fondo es un tipo con buen corazón que en el fondo no hace más que ayudar a los demás (aunque a su manera, directa y muchas veces impertinente) y que pretende lo mejor para los que le rodean y para él mismo.
   “El irlandés” es una película valiente: se atreve a hacer humor con temas muy serios (IRA, drogas, racismo, homofobia) sin necesidad de caer en la ruindad, enseñándonos que la primera regla del humor es saber reírse de uno mismo para poder hacer chistes con cualquier cosa sin que pueda resultar ofensivo.
   Una peli totalmente recomendable, aunque a momentos pueda resultar un poco lenta, distinta al tipo de comedias policíacas a las que nos tienen acostumbrados desde Hollywood.
    PD: Las entrevistas están en inglés sin subtitular...no ha tenido demasiada promoción aquí...

La mujer de negro (The Woman in Black)

   ¿Os imagináis una casa abandonada recientemente debido a la muerte de su propietaria, que se encuentre apartada de un pueblo y aislada, en la que ocurran cosas extrañas que hagan que la población de los alrededores se asuste tan sólo con escuchar su nombre?
   Pues esto es "La mujer de negro", el mismo perro con distinto collar en lo referente a las películas de terror. Hace ya varios años que los verdaderos impulsores del cine de terror vienen de oriente con sus historias nuevas bajo el brazo, y no con los mitos occidentales de siempre. Aunque estos mitos algo tendrán que tener porque la gente se sigue asustando con fantasmas, niños, casas, etc...
   La única novedad que nos trae "La mujer de negro" es la primera actuación protagonista de Daniel Radcliffe tras acabar la exitosa saga de Harry Potter. Y pese a tener ya la marca del mago hasta el fin de sus días (ya me le imagino a lo Mickey Rooney, con 90 tacos recorriendo colegios y diciendo a los niños conjuros) consigue salir airoso a través de guardar la compostura, mostrarse hierático en todo momento, pese a que en la casa se escuchen ruidos más que extraños y vea a una mujer vestida de negro junto a una tumba cuando mira a través de la ventana.
   Los que disfruten del género pasarán un buen rato con algún susto que otro, y poco más...sólo se me ocurre a mi, como diría aquel...

lunes, 10 de diciembre de 2012

El legado de Bourne


   Ante la falta de ideas para mostrar algo nuevo, en Hollywood se las arreglan para que, rascando un poquito la historia de Jason Bourne, encontrar algo con lo que enganchar al personal con una nueva entrega de la saga sin Matt Damon. Y lo consiguen, porque la peli es entretenida y tiene buenas escenas de acción, pero también es cierto que se queda un escalón por debajo de la peor de las tres pelis protagonizadas por Damon (para mi gusto, “El mito de Bourne”) 
   “El legado de Bourne” se desarrolla de manera coetánea a "El ultimatum de Bourne", con la excusa de eliminar todos los programas de la CIA que pueden verse afectados por las investigaciones extraoficiales que está llevando a cabo Jason Bourne, la agencia encarga a un grupo de expertos que todas las operaciones en las que se ven envueltas los superagentes creados para hacer posibles las misiones más difíciles sean eliminadas (todas curiosamente todas buscan el tópico Coubertiano olímpico citius altius fortius). Y una de ellas afecta al protagonista sustituto, Aaron Cross (Jeremy Renner), que hará lo imposible por mantener su status, con la ayuda de la doctora Marta Shearing (Rachel Weisz)
   Renner no tiene el carisma de Damon, pero dicha ausencia la suple con un gran derroche físico y unas buenas coreografías en las luchas y persecuciones, que le han llevado a coprotagonizar otros taquillazos, como la cuarta entrega de “Misión Imposible” o “Los vengadores”, y en breve le veremos en otra de las pelis de temporada postnavideña, tan originales que todas copian cuentos clásicos ante (repito) la ausencia de ideas interesantes que supongan mega éxitos en taquilla. Así que le veremos en "Hansel & Gretel: Cazadores de brujasy en la segunda parte de “Los vengadores”.
   Pero es una peli entretenida que se deja ver con el piloto automático, a excepción de los momentos en los que los gerifaltes de la CIA, encabezados por el Eric Byer (Edward Norton), empiezan a hablar de programas, operaciones y demás conceptos militares, en los que hay que estar muy concentrados, porque si no te perderás…aunque tampoco pasa nada, sabes que al final todo se limita a una simple persecución, aunque bien contada. 

sábado, 8 de diciembre de 2012

Lobos de Arga

   ¿Alguna vez os habéis encontrado en esa situación, mientras vais conduciendo, buscando algún sitio en concreto que no sabéis donde está, y llegáis a una bifurcación en el camino? Decidís tirar hacia un lado, y aquello que buscáis por allí no está. Así que volvéis a la bifurcación y tiráis hacia el otro lado. Pero aquello que buscáis tampoco está en esa dirección. Algo parecido les ha pasado a los creadores de Lobos de Arga: no han sabido si tirar hacia la comedia o hacia el terror y la ciencia ficción, aunque hayan tirado más hacia este lado, pero en mi opinión se han quedado demasiado cortos en ambos sentidos.
   A pesar de contar en el reparto con tres de las caras de la nueva generación de cómicos del cine español (Gorka OtxoaCarlos ArecesSecun de la Rosa), como comedia, y salvo algún gag aislado, “Lobos de Arga” no termina de arrancar, sino que permanece en un ralentí que se queda estancado y te deja con las ganas de soltar la carcajada. Y como peli de terror, al tener el aroma de la comedia presente, tampoco termina de cuajar, aunque si tuviese que definirla dentro de algún género lo haría en este. Me pregunto por qué no han utilizado mejor la atmósfera gallega en la que se desarrolla la acción, aprovechando esos bosques, la niebla, las meigas,…
   Comienza bien, con una original presentación de la historia mediante viñetas de comic y un narrador que nos pone en antecedentes sobre la maldición existente en Arga. Y de repente aparece Tomás Mariño (Gorka Otxoa - “Pagafantas” -) volviendo al caserón familiar tras más de quince años sin aparecer por allí con la excusa de recoger un premio que le ha otorgado el pueblo al ser un escritor (aunque sin ningún prestigio) Una vez en la casa retoma miedos y traumas infantiles, para darse cuenta de que, aunque nada ha cambiado, poco tiene que ver con el pasado. Esto lo vemos reflejado en las conversaciones que mantiene con Calisto (Carlos Areces - “Balada triste de trompeta”, “Spanish movie” -), amigo de la infancia que le pone al día de todo lo ocurrido en el pueblo desde su ausencia. Pero una maldición pesa sobre el pueblo, y ese es el verdadero motivo de la presencia de Tomás. De repente los habitantes del pueblo acuden cual horda en su búsqueda (todos a una, como en “La comunidad”), con teas, horcas y palos (hubo un momento en que me recordó a la marabunta de gente que se dirigía a por el monstruo de Frankenstein, en menor escala claro, y en otro momento parecía aquello el “Resident Evil 4”, ese que se desarrollaba en la España mexicana…) Y en esto que la maldición se hace presente con la luna llena y se destapa la maldición.
   Pero no todo es malo; hay algo en “Lobos de Arga” que merece la pena, como todos los personajes que interpreta; es Luis Zahera, que en esta ocasión nos presenta un Guardia Civil a lo Chuck Norris español, y que prácticamente es lo único que te consigue sacar una sonrisa. Y esto me hace preguntarme ¿para cuándo un papel protagonista para este estupendo actor? Borda los papeles secundarios, como el Releches de “Celda 211”, o el papel de matón de la reciente “Invasor”.
   Si como dijo Juan Martínez Moreno, director de “Lobos de Arga”, esta película está hecha por y para la gente que va al cine a divertirse, el objetivo no lo ha cumplido: pese a ser una película sin pretensiones, al final se hace demasiado larga y predecible. He de reconocer que me esperaba más. Aunque a pesar de lo que digan, seguiré viendo cien español y seguiré recomendándolo, porque hay historias por descubrir que en algún momento nos tocarán la fibra. 

viernes, 7 de diciembre de 2012

El hombre de los puños de hierro (The Man With The Iron Fists)


   Nunca me gustó la propaganda que hacen a determinadas películas a través de la manida frase “…de los productores de…”, y pongo un ejemplo reciente para que se me entienda: «De los productores de “Avatar”, llega ahora “El santuario”…». ¿En qué estaban pensando estos señores para producir un truño de semejante magnitud? Para mí la explicación es que firman estas películas flojuchas cuando están en plena borrachera-resaca de su éxito anterior, y cuando se despiertan ya no les queda más remedio que hacerla. Y para atraer al público que jamás iría a ver una película de ese tipo, pues ponen en el cartel la referida frasecita y alehop!, como se la colaron a ellos ahora nos la devuelven a nosotros.
   Todo lo anterior va también referido a “El hombre de los puños de hierro”. Nos llenan los oídos de: “Id a verla, que la ha producido Tarantino…” cuando la realidad es que Tarantino solo la “presenta” (se han sacado de la manga el término, ¡cómo venden los americanos!) y el productor en realidad es Eli Roth (Hostel)
   Resulta que RZA elaboró parte de la ambientación musical de las dos partes de “Kill Bill”, y tras conocer a Tarantino y saber que compartían gustos cinematográficos por el cine de acción basado en artes marciales, debió pensar que era capaz de escribir, dirigir y protagonizar (en parte) una película serie B ambientada en China y con pinceladas, o mejor dicho, brochazos, de peli del oeste americano. Lo adereza con luchas kunfuescas bañadas en chorros de sangre y armas de todo tipo, y el resultado es el que es: una historia sin pies ni cabeza que bien podría haber estado ambientada en los suburbios de Los Ángeles en la actualidad, en el Bronx en los ’70 o incluso en las mafias japonesas de cualquier época.
   Y que de qué va: el Pueblo de la Selva se encuentra sumido en una constante lucha entre clanes rivales (leones, hienas, lobos) Todos ellos recurren al único herrero (RZA) del pueblo, que fabrica las armas más mortíferas con el objetivo de conseguir el suficiente dinero para poder abandonar el pueblo con su amada concubina, a la que entrega todo lo que gana para que ningún cliente del lupanar más la toque. Pero las traiciones dentro de los clanes están a la orden del día, y para vigilar los tejemanejes de dichos clanes el emperador envía al pueblo a un soldado (Russell Crowe) para que vea lo que allí ocurre antes de enviar un cargamento de oro para que sea custodiado.
   Russell Crowe se ríe de sí mismo, adaptándose a una película de este tipo a pesar del descuido de su figura (se le ve muy hinchado); Lucy Liu casi repite personaje como O-Ren Ishii (Kill Bill vol. 1), aunque aquí está simpática con sus clientes (interpreta a la Madamme del lupanar) y en vez de katana maneja un abanico mortal; aparece Batista, el luchador de WWE (el Pressing Catch de toda la vida, vamos) como hombre de latón…
   En definitiva, un bodrio infumable que de vez en cuando te saca una sonrisa porque hace recordar a “El último samurái” mezclado con los Power Rangers.

martes, 4 de diciembre de 2012

007 al servicio secreto de su Majestad (On Her Majesty's Secret Service)

   Reconozco que no había visto entera "007 al servicio secreto de su Majestad". Había visto fragmentos que sí recordaba, pero al ser de las pelis de Bond que menos se han emitido en la tele, pues no he tenido la oportunidad. Y después de haberla visto vienen a mi mente varias preguntas: ¿cómo puede haber gente que califique a George Lazenby como el mejor Bond de la historia?¿qué tuvo que hacer para que le diesen el personaje? Si sumas el 50% del carisma de Sean Connery y el 50% de la gracia de Roger Moore te sale el 50% del George Lazenby este.
   Ya desde la escena inicial (de las más flojitas de la saga) se ve que pelea muy bien y tal, pero le falta algo. En los títulos de crédito no hay canción, aunque la música es bastante reconocible para la saga, mientras van apareciendo escenas de las anteriores películas, para que la gente reconozca e identifique al nuevo Bond con el inicial de Sean Connery.
    Bond va tras los pasos de Blofeld, que resulta tener un laboratorio de estudios químicos en los Alpes suizos, y tiene allí recluidas a un montón de pacientes alérgicas (a la fealdad debe ser), a las que hipnotiza y envía a todo el mundo a propagar un virus que acabe con la humanidad. Blofeld descubre la tapadera de Bond (que pese a que ya se conocían de "Sólo se vive dos veces", parece un encuentro desde cero, debido a que en las novelas de Ian Fleming "007 al servicio secreto de su Majestad" es anterior a "Sólo se vive dos veces") y le encierra. a pesar de esto Bond escapa y empiezan las cansinísimas escenas esquiando por los Alpes.
   Lo único que puede resultar interesante es que Bond al final, enamorado de la chica de turno (Diana Rigg), abandona el MI6 para casarse con ella, pero resulta asesinada al final de la película, mientras Bond dice "Tenemos todo el tiempo del mundo", mientras suena Louis Armstrong cantando el tema principal de la película.
   Y este es el final del periplo (menos mal) de George Lazenby como Bond...

sábado, 1 de diciembre de 2012

Cine en Navidad


Llega diciembre, el puente de la Constitución y se aproxima la Navidad, y como todos los años las reposiciones en la tele de esas películas que reflejan el espíritu navideño, las buenas acciones, Papá Noel, las carreras para comprar los regalos, etc; y otras no tan navideñas, pero que sirven para pasar las pesadas sobremesas y evitar así las charlas con los miembros de la familia a los que sólo ves en estas fechas o en entierros, entre los que siempre hay alguien que te viene con el consabido: "estás más gordo...", a lo que a ti se te pasa por la cabeza contestar: "y tu sin embargo sigues igual de gilipollas...", pero como eres un tío educado te limitas a sonreír  mientras tú y tu barriga os alejáis de allí con la cabeza gacha...
En definitiva, que repondrán "Qué bello es vivir", "Lo que el viento se llevó"; alguna versión de "Canción de Navidad", "Willow", "ET", "La Princesa Prometida", "La gran familia", "Oliver Twist", "Grease", algún pastel de Julia Roberts, un festival Disney, ...
Todas las navidades hay películas que veo aunque no repongan en la tele, cosa que os recomiendo que hagáis: con el tiempo os vais a dar cuenta de detalles de vuestras películas favoritas, que, pese haber visto en incontables ocasiones, os habían pasado desapercibidos. Mi selección para estas navidades será la siguiente (espero me de tiempo a ver todas, y si no, la mayoría):
  • Los cazafantasmas (seguramente la peli que más veces he visto en mi vida)
  • La jungla de cristal  (yipi ka yei!!!!)
  • Regreso al futuro (la primera, que las otras dos me parecieron muy flojitas)
  • El Señor de los Anillos (la trilogía, y aprovecharé para ver "El Hobbit" en versión extendida y en 3D)
  • The Blues Brothers (un desvarío musical con actuaciones de los más grandes y unos momentos divertidísimos, con la mayor persecución de coches vista en la historia)
  • Amanece que no es poco (la peli más surrealista de la historia, donde hay personajes que unos días huelen bien y otros días van en bici, y hay elecciones a la Guardia Civil!!!!)
  • La vida de Pi, que siempre ayuda a reconfortar un poquito el corazón en momentos bajos
Este año he añadido propuestas del año pasado, como:
  • Los Gremlins, esos bichitos tan simpáticos a los que no hay que dar de comer después de medianoche, como a mi.
  • Plácido, o "siente un pobre a su mesa" a modo de buena acción anual con la que redimir sus pecados y poder seguir siendo un hijo de la gran puta durante el resto del año sin remordimientos de conciencia.
Pero si hay una película que voy a ver seguro como todas las Navidades desde su estreno es "Love Actually", porque por historias, interpretaciones, música y sentimientos es una de mis cinco películas favoritas de la historia del cine. Así que os animo a que os la pongáis y disfrutéis durante un par de horas de una de las mejores películas navideñas de la historia.
Os voy a pedir que me dejéis comentarios sobre aquellas películas que creáis no pueden faltar en unas Navidades. Prometo contestar a vuestras propuestas e intentar ver alguna!!!

viernes, 30 de noviembre de 2012

El caballero oscuro: La leyenda renace (The Dark Knight Rises)

   Aprovechando su estreno en BR y DVD vamos a analizar el cierre de la trilogía dedicada a Batman por  Christopher Nolan, y que ha conseguido dotar a las películas de superhéroes de un dramatismo y un acercamiento a la sociedad nunca visto anteriormente.
   Antes de empezar, y sí no la habéis visto, quizás fuese recomendable que vieseis "Batman Begins", ya que "El caballero oscuro: La leyenda renace" tiene referencias a personajes y hechos acontecidos en aquella (La liga de las sombras, Ra's Al Ghul,...)
   Gotham está anestesiada tras la muerte de Harvey Dent, supuestamente a manos de Batman. Hace ocho años ya del suceso y de la aprobación de la "Ley Dent", que ha acabado con la delincuencia a gran escala en la ciudad. Los ricos siguen siendo ricos, y cada día lo son más, pero la crisis económica ha llegado y sólo afecta a las clases más bajas y a los desprotegidos. ¿Realidad o ciencia ficción?
   Pero como en la Tierra Media, una sombra de maldad latente se está despertando y reclama su trono caído, mientras Gotham está indefensa, porque Batman ya no está. Aparece un nuevo criminal que sólo busca la destrucción de la civilización en la principal ciudad del mundo. Bane quiere arrasar con todo sin importarle la gente, sólo busca la destrucción por la destrucción. Pero ¿quién es Bane?¿de dónde ha salido?
   Nolan encontró la fórmula del éxito con "El caballero oscuro" (2008), en la que por primera vez se mostró la búsqueda del mal por el mal, sin necesidad de ningún otro motivo. Ahora, aprovechando la coyuntura económica mundial recoge las diferencias entre ricos y más necesitados y la incrusta en este capítulo final, retomando los objetivos de Ra's Al Ghul en "Batman Begins" . Pero no se supera: Bane no es el Jocker ni por asomo (aunque es un villano brutal), sobre todo por su inconsistencia final.
   Pero en conjunto, "El caballero oscuro: La leyenda renace" es una de las pelis del año: por historia, por producción y sobre todo, por reparto: TODOS están excelentes: Christian Bale se marca el renacer desde el infierno de Batman; Anne Hathaway le da por primera vez consistencia y sensualidad a Catwoman; Tom Hardy es la fuerza bruta forjada por el mal; Joseph Gordon-Levitt se pone el traje de héroe ante la ausencia de Batman; y Gary Oldman, Morgan Freeman y Michael Caine repiten personajes de una manera magistral.


sábado, 24 de noviembre de 2012

Sólo se vive dos veces (You Only Live Twice)

   A pesar de que hasta la media hora final la película me resulta demasiado lenta, confieso que es una de mis películas favoritas de las saga Bond: desde la escena inicial, con el conflicto espacial entre EE.UU. y Rusia empieza la música (Capsule in Space), mientras James Bond está siendo tiroteado y dado por muerto por la mafia de Hong Kong. Nancy Sinatra interpreta la canción de los títulos de crédito ("You only live twice") Nos muestran su funeral al bordo de un buque de la armada británica y cómo su cuerpo es arrojado al mar, e inmediatamente recuperado y llevado a un submarino, donde descubrimos que no estaba muerto (estaba de parranda) M le explica lo sucedido con las naves espaciales y le envía a Japón, ya que hay claros indicios de que es allí donde se orquesta un plan para enfrentar a las dos grandes naciones mundiales y hacer estallar la III Guerra Mundial. Bond se reúne con Tanaka, jefe del servicio secreto japonés para iniciar las investigaciones, que le llevan a una empresa de productos químicos, y de allí a una persecución por los muelles de Kobe. Descubren que algo ocurre en una de las islas volcánicas japonesas, por lo que se trasladan hacia aquella zona para intentar desbaratar los planes de SPECTRA. Y aquí llega una de mis partes favoritas de toda la saga: el volcán camuflado en el lago, que sirve como plataforma de lanzamiento de los cohetes espaciales que atacan a los americanos y a los rusos. Allí Bond se encontrará por primera vez cara a cara con el nº1 de SPECTRA, interpretado por Donald Pleasence ("Un viaje alucinante", "THX 1138", "La noche de Halloween"), y que contará cuales son sus planes a Bond, que acabará escapando.
   Última película oficial de Sean Connery como James Bond (años más tarde rodaría la no oficial "Nunca digas nunca jamás"), hastiado del personaje y de que se le diese más importancia a los efectos especiales y a los gadgets que a la interpretación.
   Pero aparte de pertenecer a la saga Bond, creo que lo que más me gusta de "Sólo se vive dos veces" es la parodia que hicieron en "Los Simpsons": el capítulo es el segundo de la octava temporada, y su título es "Sólo se muda dos veces" en el que una empresa llamada "Globex corporation" a cuya cabeza está Hank Scorpio contrata a Homer para que trabaje como motivador de los trabajadores de su programa nuclear!!! El tal Scorpio resulta ser un malvado terrorista que amenaza a la ONU si no le pagan el oro que les pide. Aparece esta escena, en la que le preguntan a Homer ¿cuál es tu país menos favorito? Y hay un cameo de Sean Connery como James Bond, al que Homer hace un placaje para que no escape. Y acaba con la destrucción de la cueva y con la canción de Scorpio.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Invasor

   Pablo es un médico militar español enviado a Iraq. Durante una misión de rescate su convoy es atacado por un grupo de insurgentes. Junto a Diego, otro médico, consiguen escapar y refugiarse en un poblado en mitad del desierto. Pero allí pasará algo que marcará sus vidas y la de sus familias.
   Rodada de manera inteligente, a través de flashbacks, "Invasor" recupera la memoria de lo sufrido en los horrores de una guerra que nadie entiende a través de las vivencias de uno de los protagonistas que ni siquiera entra en combate, sino que es enviado a la guerra en misión humanitaria, pero que se ve obligado, exclusivamente por motivos de supervivencia, a manejar un arma de fuego. Lo que hemos visto en innumerables películas americanas tras lo sucedido en la guerra de Vietnam, con esa generación de veteranos arruinada y trastornada por lo que les obligaron a vivir, pero trasladado a soldados españoles. ¿Por qué no iban a poder padecerlo? Cualquiera con un poco de conciencia lo haría. Y es esa misma conciencia la que obliga a Pablo (Alberto Ammann) a buscar la verdad por encima de su bienestar, e incluso por encima del bienestar de su familia. Pero los mismos que enviaron a los soldados a la guerra no quieren que se conozca la verdad de lo que allí ocurre, y tratan de comprar el silencio de sus soldados con condecoraciones y gratificaciones económicas.
   Un guión con algunos flecos, muy bien resuelto por grandes interpretaciones por parte de Alberto Ammann, Antonio de la Torre (al que no le he visto fallar en ninguna de las pelis suyas que he visto, aunque aquí creo que no supera a la del policía del "Grupo 7"), Inma Cuesta (que ilumina la pantalla y la escena sólo con su presencia) y Karra Elejalde al que creo le tocó bailar con la más fea, pues su personaje, complejo por la situación que tiene que manejar, tiene un toque cómico que le sobra.
   Otra película española arriesgada por la temática que toca, con buena producción y la dosis de acción exacta para resultar atractiva.

Holy Motors

   "...dicen que la belleza está en la mirada del que observa..."
   El Sr. Óscar se marcha a trabajar: se despide de sus hijos y su esposa. Pasea la mirada entre su colección de coches, pero su secretaria/chófer le espera en su limusina. Hoy tiene nueve citas a lo largo de París, que bien podrían ser nueve papeles distintos en una vida: mendigo, modelo de capture motion, personaje inclasificable, padre de familia, asesino, anciano moribundo, ... Todos son reales pero ninguno es cierto. Siempre preparado para cuando aparezcan las cámaras y el equipo de rodaje, aunque ya nunca se les ve. Pero, ¿dónde acaba su trabajo y empieza la vida real?
   Leos Carax crea una historia como la vida, en la que pone de manifiesto un todo y la nada, donde los personajes desarrollan tantos papeles que al final no se saben cuales son de verdad. ¿Tomadura de pelo o genialidad?¿Basura u obra de arte? Por qué no todo a la vez. Lo que consigue en determinados momentos es el hipnotismo por la imagen, la transgresión en la interpretación y a la hora de entender en qué consiste actuar, o simplemente, en que consiste vivir.
   ¿Y qué decir de Denis Lavant, intérprete total de esta locura bizarra? Vapuleado por la trama, adopta camaleónicamente una y otra actitud que le enfrenta al personaje de turno, en una de las interpretaciones más borderline de la historia del cine.
   No os dejéis llevar por la crítica, ni por esta ni por ninguna otra, porque acabareis confusos. Sólo os hace falta leer una breve sinopsis sobre de que va y decidir si verla o no. Es como una de arte de estas modernas, en las que se ve una mancha marrón sobre un lienzo pintado de naranja: a unos les parecerá que han visto la mejor obra de arte de la historia, mientras que otros pasarán de largo porque a "eso" no lo consideran arte.


 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Fin

   Un grupo de amigos que no se ven desde hace veinte años se reúnen en una casa rural en medio de la nada para rememorar viejos tiempos. Todo son buenas palabras y recuerdos de primeras, pero pronto comienzan los reproches. La soledad de cada uno, pese a tener pareja, queda clara tras una fuerte discusión frente a una hoguera la noche de San Lorenzo. Pero algo más ocurre: de repente, el cielo se ilumina. Al día siguiente uno de los reunidos no está, no hay luz y los coches no funcionan.
   Partiendo de la premisa establecida en la reciente serie "Revolution", en la que deja de funcionar todo artilugio eléctrico existente en la tierra, "Fin" supone otra vuelta de tuerca a los "Diez negritos" de Agatha Christie, esta vez con toques apocalípticos y fantásticos, a la vez que intenta dar una explicación lógica a la historia mediante la marcada definición de los personajes, que supondrá un camino hacia el final de la historia.
   Apuesta valiente para un tipo de cine al que no estamos acostumbrados en España, y que tiene como resultado algo para lo que el espectador patrio no tiene diseñada la retina. Se trata de una película de la que para obtener algo interesante hay que rascar profundo, sin quedarse en la superficialidad del conjunto. Y no vale con juntar un reparto con caras conocidas y actores asentados para darle empaque: lo que necesitamos es un cambio a la hora de entender el cine para poder tener una visión de conjunto. De momento, aunque tengamos buenas ideas necesitamos verlas con mucha perspectiva y casi es mejor hacerlas fuera para dotar al resultado de algo de sentido (como hizo, por ejemplo, Rodrigo Cortés con "Buried" o "Luces rojas")




martes, 20 de noviembre de 2012

Operación Trueno (Thunderball)

   Tras "Goldfinger" Sean Connery ya estaba empezando a cansarse del personaje de James Bond, principalmente por el acoso al que se veía sometido por la prensa y por la sociedad en general, emperrada en asociar su personalidad a la del agente al que interpreta. Y parece que esto algo influyó en el resultado de "Thunderball". Connery no aporta la frescura de las películas anteriores, y en alguna de las escenas se le ve desconcentrado, casi enfadado. Y si a esto le juntamos un guión mediocre, con escenas de demasiada duración debajo del agua (la lucha final entre los agentes de SPECTRA y los de la NATO - OTAN - se hace interminable) vemos el resultado: una película muy por debajo de las anteriores.
  Pero aún así, tiene escenas memorables de la saga, como la escena inicial con el propulsor con el que Bond escapa del Chateau en el que ha matado al agente de SPECTRA; la escena de la clínica de rehabilitación; y principalmente, la escena con los tiburones (aunque en uno de los cruces con un tiburón se nota muchísimo que hay un cristal entre ellos)
   Para tratar de dar mayor espectacularidad a la película se multiplicaron los gadgets a utilizar por James Bond: el reloj contador Geiger, el lanzabengalas, la cámara de fotos subacuática que también sirve como Geiger, el minirespirador, ..., además de los artilugios habituales en el Aston Martin que se pueden apreciar en la escena inicial. 
   Y me hago una pregunta: ¿de quién fue la brillante idea de acelerar las imágenes para intentar dar a la escena una mayor velocidad? Lo hicieron con escenas de coches, pero en peleas!!! Por favor...
   La historia cuenta como SPECTRA ha conseguido hacerse con dos bombas nucleares de la OTAN, y amenazan al gobierno británico con hacerlas estallar si no les pagan un rescate de 100 millones de Libras. Para evitarlo, Bond acudirá a Nassau en busca de una pista sobre las bombas...
   En definitiva, una peli que se hace demasiado larga y con demasiada tecnología, que pretendía distanciarse, a través de estos elementos, de las incesantes copias que surgieron tras las primeras películas y que pusieron de moda el cine de espías.
   La siguiente, "Sólo se vive dos veces".

lunes, 19 de noviembre de 2012

James Bond contra Goldfinger (Goldfinger)

   Goldfinger nos deja de nuevo un montón de elementos reconocibles en la saga Bond: en primer lugar, el tema principal de la película, Goldfinger, interpretado por Shirley Bassey, un icono de la cultura popular; aparece por primera vez el Aston Martin "full equip", con metralleta, radar, escudo antibalas, matrícula giratoria, chorro de aceite, cortina de humo, asiento de acompañante eyectable,...; hay una de las muertes más famosas de toda la saga: la amante de Goldfinger aparece muerta, tumbada en la cama, totalmente cubierta por pintura de oro; tenemos al mayordomo coreano de Goldfinger, con su bombín de acero capaz de decapitar una estatua; ...
   James Bond es destinado a Miami, lugar donde se encuentra Goldfinger, un millonario al que el oro le llama la atención cual urraca. El gobierno británico sospecha que está acumulando grandes reservas de oro, aunque no saben con qué fin. Por este motivo envían a Bond a investigar. Descubre que logra traspasar las fronteras camuflando el oro en las piezas de su coche (un Rolls Royce) pero ese no es su objetivo principal: quiere hacerse con las reservas de oro de los Estados Unidos, custodiadas en Ford Knox.
   Es en este episodio en el que se le empieza a dar mayor importancia a los elementos tecnológicos en forma de gadgets: por primera vez vemos el lugar de trabajo de Q, y mientras Bond y el recorren las instalaciones aparecen agentes probando lo que se supone serán futuros inventos. Esta imagen será repetida en numerosas películas de la saga. Y es la primera película de la saga en llevarse un Oscar: se alzó con la estatuilla a los mejores efectos sonoros.
  La próxima en llegar será "Operación Trueno"

sábado, 17 de noviembre de 2012

El caso Farewell (L'affaire Farewell)

   A veces pienso que este tipo de películas de espías que se muestran más realistas que las de la saga Bond, Bourne, etc. son más entretenidas, a pesar de la falta de acción, que compensan con diálogos más elaborados y con mucho más sentido, y que creo se aproximan más a la realidad de lo que creemos...pero siempre me acaba pasando lo mismo: hay un momento de tedio que se alarga más de veinte minutos en el que empiezo a resoplar y a pensar que acabe pronto la película. Me pasó viendo "El topo" y me ha pasado con "El caso Farewell"
   Basada en un hecho real, cuenta la historia de un Coronel del ejército ruso que, hastiado del comunismo, contacta a principio de los años 80 con un enlace de la embajada francesa en Moscú. Su intención es hacer caer al régimen desde dentro, facilitando documentos del servicio secreto ruso a Francia, y a través de ésta hacer que lleguen a EE.UU. Pero este traspaso de información es peligroso, porque la KGB está atenta a todos los movimientos de todo el mundo, situación que pondrá en peligro a las familias tanto del espía ruso como a la del espía francés.
   Realizada con una buena ambientación y con buenas interpretaciones de los personajes principales, acompañados por un amplio reparto internacional (meramente testimonial en algunas ocasiones - caso de Diane Kruger - ) el conjunto da sensación de sobriedad, pero no termina de cuajar. Os la recomiendo como fondo si os apetece una siestecita...


 

viernes, 16 de noviembre de 2012

En la mente del asesino (Alex Cross)

   Mi pregunta es: señores de Hollywood, ¿les importaría seguir un orden? A las mentes cuadriculadas como la mía tanto salto nos desconcierta. Si van ustedes a seguir adaptando al cine novelas de éxito, con personajes de ficción de éxito, ¿por qué no empezar por el origen? Hasta los productores de la saga Crepúsculo lo han hecho bien, ¿o se imaginan que la primera película de la saga hubiera sido "Amanecer", y al cabo de los años llamasen a un actor más joven que Robert Pattinson para rodar "Crepúsculo"? Pues no. Y aquí lo han hecho todo al revés desde el principio. La primera vez que apareció el personaje de Alex Cross fue en 1997, en la entretenida "El coleccionista de amantes", interpretado por Morgan Freeman. En 1991 repitió personaje en "La hora de la araña". Ya empezaron mal, porque el orden de las novelas está invertido, pero es que además ahora van y ponen a un tío mucho más joven a interpretar a Alex Cross, y resulta que tiene compañeros en la unidad, familia, y vive en Detroit...venga hombre, al menos sean coherentes con las novelas.
   En fin, en "En la mente del asesino" Alex Cross se enfrenta a un asesino psicópata que disfruta viendo sufrir a sus víctimas. Su próximo objetivo es un excéntrico millonario, al que Cross intentará proteger cueste lo que cueste.
   Destacar la actuación de Matthew Fox como asesino psicópata, que perdió 18 kilos para interpretar a su personaje, que irradia maldad por todos sus poros. Y me hago otra pregunta referente a otro de los miembros del casting: ¿qué hace Edward Burns para parecer cada día más joven?
   Una peli para pasar el rato y poco más, que no aporta nada nuevo al cine policíaco, y que sirve como sedación durante casi dos horas en una fría y lluviosa tarde de otoño. Cuando despiertes no recordarás nada...Un, dos, tres...CONSTANTINOPLA



 

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Seis puntos sobre Emma

   "El amor es ciego", "Ojos que no ven, corazón que no siente",...son expresiones hechas que utilizamos a diario con más o menos fortuna. Pero en "Seis puntos sobre Emma" estas expresiones quedan sin sentido aunque pueda parecer lo contrario.
   Emma es una chica ciega cuya mayor ilusión es ser madre, aunque no necesita una pareja a su lado. Trabaja como operadora y coordinadora del teléfono de la esperanza. Pero un buen día decide que ella también necesita una esperanza, por lo que acude a un grupo de terapia con otros incapacitados.
   "Seis puntos sobre Emma" representa la realidad pura y dura, y cómo la gente tiene maneras de afrontar la vida pese al sufrimiento que suponga: o luchas contra ella con todas las armas de las que dispones o te pasa por encima y te deja aún más hundido. Por muchas trabas que te ponga siempre serás capaz de encontrar el amor, sin necesidad de tener unos ojos, unas piernas o un cerebro que estén al tope de su capacidad. Pero esto tiene su contrapardida: el amor también es dolor, y debes aprender a vivir con ello.
   Unos diálogos ágiles y en determinados momentos muy divertidos (el momento chistes en terapia es genial) y unas interpretaciones frescas en el panorama del cine español actual (Verónica Echegui interpretando a Emma debe estar nominada a los Goya este año) hacen a la película distinta, y por eso mismo me ha gustado y la recomiendo.
   Y ahora, los vídeos:

lunes, 12 de noviembre de 2012

Desde Rusia con amor (From Russia with love)

   Recuerdo haber visto "Desde Rusia con amor" en la TV cuando tenía trece o catorce años, y desde entonces la recordaré como la "peli de James Bond del aljibe y la pelea con los gitanos" Y es que todas las películas de la saga Bond tienen un elemento que las caracteriza y las distingue del resto. Así por ejemplo está la de Grace Jones, la del enano que se parece a Felipe González, la de los cocodrilos, la de la nave espacial...
   Pero personalmente creo que "Desde Rusia con amor" es la primera película en la que vemos a James Bond tal y como debió ser. Y me explico: como dije en la entrada dedicada a "Agente 007 contra el Dr. No", esa primera película mostraba un James Bond en bruto, sin pulir. En "Desde Rusia con amor" James Bond ya ha sufrido una transformación en modales, movimientos e historia con transcendencia. En primer lugar porque hay una escena inicial (aunque bastante corta); la peli tiene canción y títulos de crédito sugerentes, de aquellos que caracterizarán a la saga, al reflejarse los nombres en cuerpos de mujeres mientras suena la melodía instrumental del tema principal; aparece por primera vez Desmond Llewelyn en el papel de Q, que no abandonará hasta "El mundo nunca es suficiente", mostrando los primeros gadgets; aparece por primera vez el malvado líder de SPECTRA acariciando al gato y nombrando a sus secuaces mediante números; etc.
   "Desde Rusia con amor" cuenta cómo James Bond llega a Estambul para intentar hacerse con una máquina descifradora de los mensajes de la Unión Soviética, en una trampa iniciada por la organización criminal SPECTRA que quiere hacerse con la misma máquina y al mismo tiempo asesinar a Bond.
   Hay una de las melodías más reconocibles de toda la saga en las secuencias de acción. Se llama "007", y se repetirá a lo largo de la saga en alguna película más. Y en los títulos finales aparecerá "From Russia with love", el tema principal de la película interpretado por Matt Monro, un tipo con voz apastelada por el que se decantaron los productores de la película tras recibir la negativa de Frank Sinatra a cantar el tema.
   Y como no quiero aburrir, continuaremos en breve con "Goldfinger"...

domingo, 11 de noviembre de 2012

La sombra de los otros (Shelter)

   Siempre me gustó Julianne Moore, desde "La mano que mece la cuna", "El fugitivo" o "Nueve meses", adaptando su versatilidad a todo tipo de papeles. Llegó incluso a coprotagonizar "El mundo perdido", desplegando físico cual heroína de acción. Y con "Boogie nigths" tocó el cielo interpretando a una actriz porno. Una actriz solvente en todos los papeles y con una extensa carrera. Pero "La sombra de los otros" es un borrón. Y de los buenos. Pero a mi me seguirá gustando, a no ser que siga los pasos de Nicole Kidman o Meg Ryan, que tras tantas operaciones algo se han dejado en el quirófano. Y además trabajadora: en 2012 ha estrenado 5 largometrajes (entre cine y TV, donde ha interpretado a la gobernadora republicana de Alaska, Sarah Palin, en un papel que seguro le supondrá la nominación a los Globos de Oro por su mimetización en "Game change") y tiene otras 4 pelis para estrenar en 2013, entre ellas el remake de "Carrie", donde interpretará a la madre de la protagonista.
   "La sombra de los otros" cuenta la historia de una psiquiatra forense que recibe el encargo por parte de su padre, con el que comparte profesión, de investigar a un nuevo paciente que sufre de múltiple personalidad. Pero todas las personalidades que aparecen en el enfermo se basan en personas que han resultado morir en terribles circunstancias...
   Una película efervescente, porque comienza con fuerza e incluso la primera media hora parece interesante, pero con el transcurrir de la historia se va desvaneciendo hasta quedarse en nada.
   Os dejo el vídeo del Trailer en castellano, porque mucho más no merece la pena.

Agente 007 contra el Dr. No (Dr. No)

   Aprovechando el estreno de "Skyfall" vamos a revisar todas las películas de la saga Bond siguiendo el orden de su estreno. Y la primera película en la que aparece el personaje creado por Ian Fleming es "Agente 007 contra el Dr. No"
   Aparece la escena del disparo a cámara, y no hay secuencia previa. Los títulos son estridentes y suena la melodía de James Bond, compuesta por Monty Norman, aunque su versión era más lenta que la que sonaba en la película, adaptada como propia por John Barry, al que en muchas se le atribuye la autoría de una de las melodías más conocidas de la historia del cine.
   La peli cuenta la desaparición de uno de los agentes de MI6 en Jamaica, motivo por el que James Bond es enviado a la isla para investigar lo sucedido. En su investigación cuenta con la ayuda del agente de la CIA Félix Leiter (que irá apareciendo a lo largo de la saga) Descubren que el causante de la desaparición del espía es el Dr. No, propietario de una isla cercana en la que está desarrollando experimentos nucleares. Al llegar a la isla, Bond encuentra a Honey Rider (Ursula Andress) a la que obliga a acompañarle en su periplo. Y llegan a la guarida del Dr. No, que resulta ser miembro de SPECTRA, una organización criminal en la sombra, y que en esta ocasión tiene como objetivo desviar de su trayectoria cohetes enviados al espacio por el gobierno estadounidense.
   Es el primer Bond, en bruto, sin pulir, sin artificios, y se nota bastante. No es tan elegante, es más rudo, aunque muestra secretos que todo espía debe conocer, como colocar un pelo entre las puertas de un armario para saber si lo han abierto en su ausencia, o espolvorear un maletín con polvos de talco para detectar las huellas de quien lo coja...
  Pero es también el que sienta las bases de lo que será la saga Bond: su famosa manera de presentarse, imitada hasta la saciedad posteriormente; la manera de entrar en el despacho del MI6 con el rótulo de Universal Exports, lanzando el sombrero y coqueteando con Moneypenny; la presentación de M tras su escritorio, como siempre, escribiendo; la aparición de su pistola, la Walter PPK; la aparición de la llamada "chica Bond"; ...
   Y luego hay otras cosas menos glamurosas, pero que también serán seña de identidad de la saga: los malvados suelen tener algún defecto físico que les marque e identifique, y en el caso del Dr. No son sus manos artificiales; los grandes escenarios de las guaridas de los villanos; la voz del comentarista por los altavoces retransmitiendo el maléfico plan; las máquinas que controlan que todo funcione correctamente; la mala puntería de los secuaces del villano de turno, etc...

lunes, 5 de noviembre de 2012

Skyfall

   "- ¿Y cuál es su hobbie, Sr. Bond?
     - Resucitar"
   Y es que "Skyfall" supone un renacer cual ave fénix de la saga Bond, una vuelta a los orígenes de las novelas de Ian Fleming y a las películas de Sean Connery, dándole su toque de modernidad eso sí, pero que en ningún caso supone una pérdida de la esencia bondiana ausente en entregas anteriores.
   Ya desde el principio, en la escena inicial (una de las mejores de la historia, si no la mejor) vemos a la apisonadora Daniel Craig en su interpretación similar a la de "Casino Royale" o "Quantum of Solace": no hay quien le pare. Y aparecen los fantásticos títulos de crédito (en una de las entradas anteriores decía que mis títulos de crédito favoritos eran los de "Casino Royale", pero son mucho mejores los de "Skyfall") con un tema compuesto e interpretado por Adele totalmente espectacular. En "Skyfall" la amenaza se dirige contra M (Judi Dench), que sólo confía en James Bond para hacer frente a la situación de terror provocada por un ciberterrorista, interpretado por Javier Bardem (que debe ser que para hacer de malo necesita peluca) En su lucha, reciben la ayuda del nuevo Q (Ben Whishaw) mientras la burocracia política intenta deshacerse del Servicio Secreto Británico.
   Lo que tiene de bueno la película es que no hay florituras ni gadgets imposibles fabricados para una situación concreta, ni relojes con láser ni nada por el estilo, y la amenaza es real: ya no es necesario robar un misil, o todo el oro del mundo. Basta un ordenador para arruinar una empresa, organización o país. Todo esto hace que Bond se sitúe en un escenario más real que en las películas anteriores, y por tanto resulte más creíble,  aunque disiento de esa parte de la crítica que pretende Nolanizar a 007 comparándolo y asimilándolo a las últimas entregas de Batman. No es necesario visitar otras sagas o modelos, basta con echar un vistazo a los cimientos bondianos de Sean Connery y seguir sus pasos para volver al buen camino (si funcionó una vez, ¿por qué no va a hacerlo ahora?) y si puedes, aprovechar las referencias que ya conoce el público (ese Aston Martin gris por el que no pasa el tiempo, el Martini con Vodka, el Solo para sus ojos) para sujetar con más firmeza los cimientos existentes con los que continuar trabajando.
   Daniel Craig continua aportando la fuerza que le dio al personaje en las entregas anteriores, pero esta vez tiene que reinvertarse, mediante una bajada a los infiernos, para sacar toda la esencia que requiere el personaje de James Bond.
   Javier Bardem borda el personaje de villano, con una entrada en escena sobresaliente mientras cuenta la historia de dos ratoncitos...Y luego hace una aportación física determinante para poder dar credibilidad al personaje. En cuanto pueda voy a ver la versión original para percibir todos los matices de su voz.
   Ben Whishaw, a quien vimos en "El perfume", retoma el personaje que dejó Desmond Llewelyn (Q), siguendo la corriente a Bond mientras al mismo tiempo pasa de él. Es uno de los descubrimientos de la película.
   Del resto del reparto no hago mención por no extenderme demasiado: sigue Judi Dench como M, aparece Ralph Fiennes como responsable del control del MI6 y tiene un personaje secundario Albert Finney, que para descubrir a quien interpreta, deberéis ver la película.
  Y ahora como siempre, unos vídeos:
SKYFALL - Official Trailer
SKYFALL - Rueda de Prensa en Madrid

sábado, 3 de noviembre de 2012

Tengo ganas de ti

   Antes de nada decir que casi obligado he visto la peli, porque este tipo de cine español como que no me va, pero bueno, como siempre digo, hay que ver de todo...
   Ya en la primera imagen sale Mario Casas sin camiseta...anda que han esperado. En fin. Hache vuelve a Barcelona tras pasar dos años en Londres alejado de Babi, aunque no ha conseguido olvidarla. Pero al llegar conoce a Gin, una chica que le gusta desde el primer encuentro por su descaro y vitalidad. Al mismo tiempo va retomando el contacto con sus viejos amigos, pero a todo lo que hace le persigue la sombra de Babi.
   Una peli para público adolescente, como lo son los libros de Federico Boccia en los que se basa, en la que se muestra el ideal de la juventud como ya ocurría en la primera parte: fiesta, alcohol, amor, sexo,... y poco más. Tengo que hacer una crítica en un aspecto: estamos cada día más concienciados de lo que suponen los accidentes de circulación, y de hecho cada vez son menos los muertos en carretera, en parte por el uso del cinturón en coches y el casco en las motos. Aquí todo se lo pasan por el forro de los cojones, a pesar de que la peli la produce Antena 3, que curiosamente anuncia su campaña "Ponle freno" constantemente. Una de las maneras de ponerle freno es dando ejemplo, digo yo. Entiendo que en determinadas escenas puede (aunque en la versión italiana siempre lo lleven puesto) estar justificada la no utilización del casco, pero en otras no.
   En cuanto a las interpretaciones, Mario Casas repite su papel, en general, de todo lo que hace, porque en definitiva siempre es lo mismo; chico guapete con voz gutural al que le mola ir sin camiseta, que va de duro por la vida pero que tiene buen corazón, pero con ataques de ira incontenibles. Le pasa en el papel de Hache, en Grupo 7 y en alguna serie. Me ha sorprendido Clara Lago, que aquí se atreve a cantar (o al menos lo parece) y bailar (poco), pero que tras ver el doblaje de "Hotel Transilvania" me parece una chica con mucho talento. En cuanto al resto, coges un actor o actriz de las series de moda adolescentes ("El barco", "Los protegidos", "Tierra de Lobos", etc.) los agitas bien y ya tienes el reparto para la película.
   Pero es una peli necesaria, y me explico: ¿Tendría la versión original (italiana) de la película el mismo taquillazo que la versión española? No. Y con el taquillazo de "Tengo ganas de ti" es posible llevar a cabo otro tipo de producciones menores. Así que venga, a por la tercera parte. Al cine español le hacen falta pelis de este tipo, del mismo modo que le hace falta Torrente.
   Y como siempre, para terminar, unos vídeos:


 

jueves, 1 de noviembre de 2012

El monje (Le Moine)

   Un bebé es abandonado a mediados del s. XVI en la puerta de un convento en Madrid. Con el paso de los años, el niño (llamado Ambrosio, pues le encontraron ese día del santoral) se convertirá en un brillante orador, al que todo el mundo acudirá a escuchar, pese a que el convento se encuentra a las afueras de la ciudad. Será respetado y temido por su integridad y moralidad, pero poco a poco va sufriendo extraños sueños, y terribles dolores de cabeza. Al mismo tiempo llegará al convento un novicio con una rara enfermedad que le hace ir siempre con una máscara, y que en poco tiempo establece una especial relación con el padre Ambrosio.
   Basada en la obra de Matthew Gregory Lewis, la película ahonda en el cinismo religioso de la época, en la lucha entre el bien y el mal, presente en muchas ocasiones en los mismos miembros de la Iglesia, y toca aspectos como la tentación, el incesto, la mentira y la obsesión.
   Pero como película resulta muy extraña y compleja, con un ritmo excesivamente pausado y una música agobiante compuesta por Alberto Iglesias. Hay bastantes actores españoles, pero a algunos no me los creo (Javivi haciendo de padre exorcista en el convento...) Lo único que puede resultar atractivo es el sorprendente final.
   Os dejo algunos vídeos, pero vamos, si la veis bajo vuestra absoluta responsabilidad:

miércoles, 31 de octubre de 2012

El ladrón de palabras (The Words)

   El cine y la literatura siempre han estado íntimamente ligados, aunque entre ellos las diferencias son más importantes que los puntos que los unen. En "El ladrón de palabras" (traducción desacertada a mi parecer del título original, "The Words") los directores han intentado aproximar ambos universos contando una historia dentro de una historia que nos cuenta otra historia. Una versión parecida al "Origen" de Nolan, sólo que si en esta nos adentrábamos en el mundo de los sueños, en "El ladrón de palabras" nos introducimos en un libro que cuenta la historia de otro libro, cuyo origen es el dolor y una de las maneras de afrontarlo, sacándolo fuera de uno a través de las palabras, y así poder compartirlo.
   Pero "El ladrón de palabras" no es sólo contar una historia: habla del hastío, del fracaso, del conformismo, de las oportunidades, de las opciones de la vida, de los errores, del remordimiento, de la conciencia, del amor, del dolor, de la vida en definitiva.
  La trama nos cuenta la historia de un escritor de éxito hablando de su última novela, que narra como un joven escritor desiste de sus intentos de escribir tras el rechazo de su trabajo por parte del mundo editorial. Pero llega hasta sus manos un manuscrito que le cambiará la vida, pues al transcribirlo para notar como las palabras pasan entre sus dedos, llega a ser publicado y se convierte en un Best Seller, que le da la fama para poder publicar sus trabajos anteriores.
   Con un reparto muy interesante (Bradley Cooper, Dennis Quaid, Olivia Wilde) sobresalen Jeremy Irons en el papel de anciano necesitado de contar su historia (con una gran caracterización), y Zoe Saldana, como esposa de Bradley Cooper.
   Como película no está mal, se deja ver y se hace entretenida, pero me hubiera gustado mucho más haber podido leer un libro con esta historia. Aunque dicho esto, os recomiendo la pelicula, claro.
      Y ahora:

lunes, 29 de octubre de 2012

Tópicos del cine (II)

   Pues como parece que ha gustado, vamos a seguir con los tópicos del mundo del cine y las series de TV:

  • ¿Qué pasa cuando el protagonista llega a una nueva ciudad con un edificio característico? Pongamos un ejemplo. Llegan los recién casados a París, o los espías al piso franco, o el pintor bohemio a la buhardilla susodicha...abren la ventana, y siempre siempre se ve la torre Eiffel. Y me pregunto, ¿qué orientación tienen las ventanas en París, que te asomes a la ventana que te asomes aparece la torrecita de marras? Pero eso no es lo peor, es que si la peli es en Roma, sabes que va a ser abrir la ventana y allí estará el Coliseo. Y si están en El Cairo, pues seguro que se ven las pirámides o la esfinge...Que se vengan para Madrid, se asomen a las ventanas y vean la espectacular obra de ingeniería que supone la M-30...
  • Otra de las preguntas que me vienen a la cabeza es: ¿qué cojones hacen los americanos con toda la comida que sobra de los desayunos esos tan espectaculares que hacen?¿lo llevan a los hoteles y así es como se hacen los buffets? Si os dais cuenta, la madre o el padre de turno hacen tostadas, huevos revueltos, bacon, salchichas, judías, gofres, tortitas, etc. pero el niño pequeño siempre toma cereales, el mediano bebe leche directamente de la botella esa de 5 litros que venden allí, y el mayor se va y dice que comerá algo en el instituto...por no decir del progenitor que no ha hecho el desayuno, que se limitará a tomar una taza de café y se marchará...
  • ¿Y cuándo van a hacer la compra? Se llevan de todo, y hay alguien en el supermercado que ha hecho un Máster en Tetris que coloca todo perfectamente en dos bolsas de papel marrón. Y siempre, en una de las bolsas, sobresaldrá una barra de pan y algunas hojas verdes de alguna verdura. Pero cuando llegan a casa, lo primero que sacan es el cartón de huevos y la caja de cereales. Y es que con esos desayunos claro, tienen que hacer la compra casi a diario...
  • Otra cosa que me deja alucinado es la precisión que tienen a la hora de pagar los taxis: ascienda la carrera a lo que sea, que el protagonista meterá la mano en el bolsillo y sacará el importe justo. Pero es que hay veces que se bajan del taxi y pagan por la ventanilla...no me quiero imaginar si hacemos eso por estas latitudes...
Bueno, y por esta semana es todo, si seguimos con aceptación, la semana que viene más.


domingo, 28 de octubre de 2012

La pesca del salmón en Yemen

   El Dr. Jones (no Indiana) trabaja en un departamento del Ministerio de Pesca y Agricultura del gobierno británico. Tiene su cubículo en el que realiza su labor, junto a un jefe al que considera insoportable. Su matrimonio no funciona, ya que ella mira por su trabajo antes que a su marido. Pero un día todo cambia, debido a la jefa de prensa del Primer Ministro, que harta de tener que informar de guerra, asesinatos y muertes, busca una buena noticia con la que relacionar oriente medio y occidente. Y esa noticia implica directamente al Dr. Jones: un jeque yemení, enamorado de la pesca, ha decidido financiar un proyecto para construir un canal en medio del desierto y llenarlo de salmones...
   Una comedia ligera, con humor británico, que te mantiene (excepto en determinados momentos) con la sonrisa en la comisura de los labios, sutil, hecha con buen gusto, y con unas interpretaciones estupendas, sobre todo de Ewan McGregor, encargado de dar vida al estirado Dr. Jones. Bien acompañado por Emily Blunt, representante de los intereses del jeque yemení en Europa. Y destaco también a Kristin Scott-Thomas como despiadada jefa de prensa y madre dominanta y manipuladora, en un papel muy divertido.
   Y luego está la perfecta fotografía, que muestra desde la campiña y ribera británica, gris pero fértil en todos los aspectos, hasta el árido desierto arábigo, luminoso y a la vez casi incapaz del albergar vida. Una película de contrastes muy bien llevada a cabo.
   Os la recomiendo para estos días fríos que nos esperan. Y ahora, los vídeos:




sábado, 27 de octubre de 2012

Abraham Lincoln, cazador de vampiros

   Con películas de este tipo ya sabes lo que vas a ver, así que la culpa de ver "Abraham Lincoln, cazador de vampiros" es exclusivamente del que paga la entrada del cine o del que le da al play. Así, que la culpa de ver este batiburrillo sin pies ni cabeza es exclusivamente mía.
   Y me hago una pregunta: a los americanos, tan fieles a su historia y acostumbrados a homenajear a sus héroes y personajes del pasado, ¿les sientan bien este tipo de películas, además dirigida por un ruso-kazajo?
   Debe ser que alguien encuentra sentido a este tipo de películas, por mucho que estén basadas en best seller. Con la cantidad de novelas que hay, más que entretenidas y que cuentan historias mucho más emocionantes que esta. Yo propongo que lean alguna de las siguientes a ver si se les ocurre hacer una película: "El ocho", "La promesa del ángel", "El cuento número trece", ...y muchas más.
   Esta va de Abraham Lincoln, que en su infancia perdió a su madre por el ataque de una criatura extraña. El chaval, llega a la madurez con sus ansias de venganza intactas, y al intentar matar al asesino de su madre resulta ser un vampiro, que controla el tráfico de esclavos hacia el sur, pero no para recoger algodón, sino para alimentar al jefe de los vampiros, que tiene la intención de convertir a los EE.UU en un país vampirizado. Entonces el Sr. Lincoln coge su hacha y empieza a entrenarse para matar vampiros, mientras se prepara su carrera política, hasta llegar a la batalla de Gettysburg en la Guerra Civil Americana, en la que en realidad el ejército federal no luchaba contra los confederados, sino contra un ejército vampiro...acojonante.
   Y luego está el tema de los vampiros: ¿se han olvidado ya de lo que significa ser un vampiro? Ya son exclusivamente criaturas chupadoras de sangre, a las que les puede dar el sol, o muchachos tristes que se enamoran y no muerden personas, sólo animales...¿Qué fue de Nosferatu, del Drácula de Bela Lugosi, del Drácula de Christopher Lee o del más reciente Drácula de Coppola?
   En definitiva, un truño más...del que como siempre, os dejo unos videos:


 

jueves, 25 de octubre de 2012

Take Shelter


   “Take Shelter” viene acompañada por gran cantidad de premios de distintos festivales cinematográficos de todo el mundo, entre ellos el Gran Premio de la Crítica del Festival de Cannes. Pero esta circunstancia no significa que se trate de una gran película. Siempre me he preguntado qué ven los críticos en ese tipo de películas que a los demás nos parecen un truño, y por qué en general siempre hay una gran diferencia entre la opinión de la crítica y lo que acaba viendo el gran público. Y por poner un ejemplo, ¿qué ocurre cuando en un festival se presenta una película iraní o afgana? Pues que ya es favorita a ganar todos los premios, aunque haya una estupenda película americana o de otra nacionalidad que también se presente a concurso. Y del mismo modo, y como regla general que también tiene sus excepciones, a la crítica no le suele gustar el cine más comercial, quedándose las calificaciones en pasable o aceptable, aunque la peli esté bien, pero claro, son críticos y son contadas las ocasiones en las que pueden decir que una peli que haga un taquillazo es buena.
   Pues esto me ha pasado con “Take Shelter”. Después de leer varias críticas, buenas en general, ver la película, y releer de nuevo alguna de las críticas por si acaso había leído mal, me parece que excepto los últimos 20 minutos la peli es un truñaco sin ritmo, lenta,  monótona y repetitiva.
   Va de una familia que vive en un pueblecito de los EE.UU, cuya hija pequeña es sorda y está esperando que le realicen un implante coclear. Y de repente el padre comienza a tener pesadillas y alucinaciones relacionadas con una tormenta que amenaza con destruir todo aquello que roce. Por este motivo se obsesiona con mejorar un refugio anti-tornados, motivo por el que acaba teniendo problemas familiares y laborales, mientras las alucinaciones son cada vez más frecuentes, aunque reciba tratamiento.
   Así que vosotros mismos…os dejo los videos:
Storm Shelter, una musiquilla que se repite durante la película y va rayándote un poquito más, si cabe.

martes, 23 de octubre de 2012

The Pelayos

   El otro día, cuando comentaba "Lo imposible", decía que aunque no lo pareciese se trataba de una producción española. Y todo por el presupuesto que maneja, que hace a la productora disponer de uno medios que habitualmente no se cuenta en España ni de lejos. Y la primera peli española que he visto tras "Lo imposible" ha sido "The Pelayos", y claro, te das cuenta que está varios escalones por debajo en la producción, principalmente porque de los 30 mill € de presupuesto de aquella, esta cuenta con 4 mill €.
   Pero ¿hay tanta diferencia? Pues sí, pero no solo en los medios materiales. "The Pelayos" cuenta una buena historia, la de una familia española que consigue desbancar a un casino en la ruleta de manera legal, sin trampa ni cartón. El problema está en creerse a la banda que interpreta a la familia, que parece que te está contando un chiste desde el primer momento, pero lo primero, es un chiste sin gracia, porque la historia no consigue enganchar, y segundo, el encargado de contarlo no lo hace bien. En "Ocean's eleven", que más o menos tiene un reflejo en esta, veías una historia inverosimil, pero que consiguen hacértela creer a través de la complicidad de cada uno de los intérpretes, con lo que el chiste será más o menos bueno, pero mola la manera de contarlo.
   No hay nadie que se crea que estos tíos desplumaron un banco: el patriarca, Lluis Homar, que está porque está, y sólo le hace caso uno de sus hijos a pesar de ser el que inventa el sistema; el hijo que le hace caso, Daniel Brühl, siempre con sombrerito y pensando en otras cosas que no son las ruletas; los primos, Miguel Ángel Silvestre y Oriol Vila, haciendo el chorra allá por donde van; el tío, Vicente Romero, de pescadero en la lonja a lider del grupo;...si es que así no se puede.
   De verdad entiendo a muchas de las personas que no ven nada de cine español porque según ellos es una mierda. Yo opino que el cine español está bien, muy bien en ocasiones, pero por lo general hacemos unos bodrios muy muy grandes, a pesar de contar historias que merezcan la pena.
   Os dejo unos videos, por dejar algo: